Desarrollando sostenibilidad mediante datos para el bien social y políticas públicas

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible marcan las prioridades y alcance de la agenda global de sostenibilidad. Su aprobación en 2015 implicó un compromiso a nivel mundial que necesita de acciones y planes para poder realizarse. Desde la Secretaría General de Naciones Unidas se ha reconocido que existe un avance hacia los ODS pero que se requiere acelerar el ritmo para poder lograrlos en 2030 [1].

El evento dai4sdg’17 [2] tenía como objetivo enlazar el momento de data for social good con los ODS y su estado actual y generar conocimiento inspirador alineado con la revolución de los datos [3]. Para ello expertos del sector público, privado y académico hablaron de los retos, oportunidades, proyectos e iniciativas actuales a nivel internacional. El evento promovido desde la universidad UPM junto con otros colaboradores en la organización contó con la participación del IDDRI, BBVA Data&Analytics, Vodafone, Fundación Seres, Data-pop Alliance y la Universidad UCIII.

Como remarcaba Teresa Ribera, directora del IDDRI, “no existe todavía, y es necesaria, una reflexión sistemática sobre los ODS”. Ribera señalaba que algunos países ya han iniciado reflexiones y agendas sobre las implicaciones de los ODS en la vida de sus habitantes, en la política exterior y en las consecuencias de la política nacional en el exterior, así como de la importancia de espacios comunes de política exterior como “vectores de impacto transnacional”. La combinación de sistemas de alerta y soluciones sistémicas es fundamental, siendo el Big Data un gran nuevo aliado por su potencial en mejorar sistemas de decisión en tiempo real.

Los ODS suponen una categorización del trabajo para la sostenibilidad, ello conlleva la necesidad de priorizar y organizar procesos. También dan lugar a la aparición de nuevas preguntas, tensiones entre escalas globales y locales, oportunidades y retos de colaboración entre sectores y problemáticas emergentes sobre cómo generar nuevas capacidades y ponerlas al servicio de la sociedad y los más vulnerables.

Hacer realidad el data for social good conlleva afrontar retos a muy diversos niveles. Nuria Oliver desgranaba estos retos en barreras internas, retos tecnológicos, creación de capacidades y nuevas situaciones sociales, privacidad, seguridad, ética, formas de trabajar y retos financieros. Para poder utilizar datos para bien social es posible definir diferentes tipos de acceso a datos en función del uso y los requisitos. Un proyecto de datos para bien social debe ser además legal, socialmente aceptable, comercialmente y financieramente viable, realizable técnicamente y sostenible. Todo ello lleva a repensar la propia organización interna de empresas que, cada vez más, conciben los datos como parte de su core de negocio.

Los datos de móviles, en concreto, han sido una fuente para conseguir hacer realidad muchos proyectos con fin social. La compartición de dichos datos ha sido uno de los puntos clave en dichos proyectos. Diferentes iniciativas a nivel internacional han generado las oportunidades para usar datos en formato de challenges internacionales, colaboraciones multi-actor o a través de plataformas tecnológicas como OPAL o MagicBox. Challenges e iniciativas organizadas por telcos, Naciones Unidas y organizaciones con origen académico han sido frecuentes en los últimos años.

El director de Data-Pop Alliance, Emmanuel Letouzé participó en el evento haciendo un recorrido sobre las motivaciones de la Revolución de los Datos. En palabras de Letouzé, los datos tienen dos formas de apoyar hacia los ODS: la medición y la generación de acciones y cambios. Los datos sirven para empoderar a diferentes estratos sociales y por tanto no sólo hay que hablar de una vertiente tecnológica, además la dimensión social y política tienen vital importancia.

La privacidad es una de las claves para llevar a caba lo revolución de los datos. La implementación de soluciones sistémicas y alertas requiere de un ecosistema de datos que permita la permeabilidad de datos entre sectores y hacerlos disponibles en la granularidad adecuada y en el momento adecuado para el uso previsto de los datos.

Juan Murillo de BBVA Data&Analytics mostró cómo datos de transacciones bancarias pueden usarse para entender mejor los territorios y con ello mejorar la ayuda humanitaria en tiempo real. La colaboración con United Nations Global Pulse para monitorear la resiliencia durante el desastre Odile en México, entiendendo el comportamiento de la gente y cómo se distribuía el gasto antes, durante y después del desastre. Dados los mecanismos de compartición de datos, el big data puede aplicarse a la generación y respuesta de alertas frente a diferentes amenazas como a desarrollar soluciones a medio-largo plazo donde los datos pueden mejorar la toma de decisiones, el diseño urbano, la salud o entender mejor el funcionamiento de la sociedad. David Martín de UCIII mostró como el uso de comportamientos en redes sociales puede servir para crear mecanismos para la salud.

La situación en España empieza a cambiar, no sólo los líderes en el sector conciben el big data como aspecto clave, otros sectores empiezan a mirar a los datos como mecanismo clave para el futuro y los ODS. La Fundación Seres participó dando una visión actual del sector privado, los ODS y el big data. Grandes oportunidades para cambiar el mercado laboral y la colaboración entre sectores de la sociedad se abren gracias a la Inteligencia Artificial y los ODS [4].

Podemos esperar que en el futuro cercano, empresas de diferentes sectores se sumen al data for social good y podemos imaginar modelos de colaboración entre sector público y privado que aúnen la investigación con el desarrollo de negocio y la sostenibilidad.

A nivel público, la reciente creación de un comité de sabios de Inteligencia Artificial por parte del gobierno indica un creciente interés en generar una agenda digital propia y que se alinee con los esfuerzos internacionales. Sin duda, estamos en un momento clave para el sector privado y público a nivel nacional e internacional y poder hacer alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

[1] http://www.un.org/sustainabledevelopment/blog/2017/07/pace-of-progress-must-accelerate-to-achieve-the-sdgs-finds-latest-un-progress-report/#prettyPhoto

[2] https://www.eventbrite.com/e/workshop-big-data-and-ai-for-social-good-distributing-the-future-that-is-already-here-tickets-36392296338#

[3] undatarevolution.org

[4] http://www.fundacionseres.org/Paginas/Campus/BuenasPracticas.aspx?IDe=161

David Pastor-Escuredo

Written by

Data Scientist: Literacy, Development, Resilience, Climate Change, Humanitarian Action. Life Scientist & Biomedical technology. Philosopher. Musician. LifeDLab.

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade