Cómo establecer una estrategia de experimentación efectiva

imagen de pixabay

En España existe una aversión al riesgo y la incertidumbre exagerados. Sin embargo grandes empresas como Alphabet (Google), Amazon, Salesforce… y startups de prestigio como buffer, Slack, asana… están constantemente probando cosas nuevas. Estas empresas promueven la creación de equipos multidisciplinares que experimentan constantemente cambios en servicios, procesos y estrategias de crecimiento. Así es como se consigue un sistema de innovación sostenible, como asegura el post de Harvard Business Review: Stop Focusing on Profitability and Go for Growth. En este post se explica, cómo en una era en la que el valor del dinero está por los suelos y hay exceso de capital, las empresas que invierten en crecimiento tiene un ROE (Return on Equity) mucho mayor que aquellas que se centran en optimizar el margen de beneficios.

Pero dejémonos de teoría y vamos a la práctica… este post va de explicarte porqué es necesario experimentar en todas la fases de evolución de producto.

Y es que cuando tienes una idea, experimentas para validar la misma y encontrar a tus early adopters, cuando ya has diseñado la solución que tienes en mente, experimentas para terminar de validar el modelo de negocio y para adquirir tracción, pero cuando ya tienes un producto en el mercado, y claro está éste “mola”, te has de convertir en un “poseso” de los experimentos para ganar la partida.

EXPERIMENTOS DE BAJO Y ALTO NIVEL

Existen varios tipos de experimentos, unos experimentos de bajo nivel o “lightweight”, en los que se busca interaccionar con los potenciales clientes antes de tener desarrollada la solución real, y otros que, por así decirlo son “de alto nivel”. En estos últimos sí se dedica tiempo a construir MVPs de alto nivel o “hi-fi” que tiene bastante pinta a la solución final, y se dedican muchos experimentos a terminar de validar el modelo de negocio y a buscar tracción mediante técnicas de growth hacking.

Y es que en el contexto de la metodología Lean un Mínimo Producto Viable-MVP no se ha de tener que ser forzosamente un producto comercializable, cuando lo es se puede decir que el MVP ha evolucionado a una Solución comercial o MVP comercializable-MVBP.

Date cuenta que estoy utilizando indistintamente las palabras experimentación y MVP dado que es lo mismo. Existe mucha confusión acerca de qué es o qué no es un MVP, y muchas personas siguen creyendo que un MVP es una versión pequeña de la Solución final.

“Un MVP es la materialización de la propuesta de valor (UVP). Es un conjunto concreto de la menor cantidad posible de funcionalidades que permite recoger la máxima cantidad de aprendizaje acerca de los clientes con el menor esfuerzo”

En el caso de MVP de baja fidelidad (Lo-fi MVP), la solución no está preparada para entregarse al cliente todavía, y nos ayudan a validar las hipótesis más arriesgadas del modelo de negocio como puede ser la propia oferta de valor, el segmento de clientes o los canales hacia éstos.

A mí me gusta pensar que las entrevistas de solución son un caso de experimentos de bajo nivel, aunque esto no sea una opinión generalizada. Pero además puedes hacer otras cosas como:

En el caso de “alto nivel” o producto comercializable, los experimentos aportan hechos fehacientes acerca de la intención de compra. Es decir que se consigue que un cliente potencial realice una acción con la que muestra un interés claro de alcanzar la Solución como, por ejemplo:

  • Realizar el pago de antemano del producto (el mejor resultado)
  • Hacer un pago parcial por adelantado (bueno)
  • Proporcionar una carta de intención de compra (ok)
  • Acordar la realización de un piloto de prueba (aceptable)
  • Expresar de cualquier otra forma “seria” la intención de compra si se producen ciertas condiciones (al menos es algo)

Para seguir leyendo: http://emprendeaconciencia.com/blog/estrategia-de-experimentacion-efectiva