SISTEMA DE INFORMACION GERENCIAL DIRECCION IP Y CODIGO PING

Qué es la dirección IP
Toda computadora conectada a internet (o a cualquier red) posee una identificación única, llamada dirección IP (en inglés, Internet Protocol), compuesta por cuatro combinaciones de números (p.ej. 187.25.14.190). 
Que es la dirección IP?

Estos números, llamados octetos, pueden formar más de cuatro billones de direcciones diferentes. Cada uno de los cuatro octetos tiene una finalidad específica. Los dos primeros grupos se refieren generalmente al país y tipo de red (clases). Este número es un identificador único en el mundo: en conjunto con la hora y la fecha, puede ser utilizado, por ejemplo, por las autoridades, para saber el lugar de origen de una conexión. 
 
Para que entendamos mejor el IP debemos conocer primero el TCP. Un protocolo de red es como un idioma, si dos personas están conversando en idiomas diferentes ninguna entenderá lo que la otra quiere decir. Con las computadoras ocurre una cosa similar, dos computadoras que están conectadas físicamente por una red deben “hablar” el mismo idioma para que una entienda los requisitos de la otra. El protocolo TCP estandariza el cambio de información entre las computadoras y hace posible la comunicación entre ellas. Es el protocolo más conocido actualmente pues es el protocolo standard de Internet.

El protocolo TCP contiene las bases para la comunicación de computadoras dentro de una red, pero así como nosotros cuando queremos hablar con una persona tenemos que encontrarla e identificarla, las computadoras de una red también tienen que ser localizadas e identificadas. En este punto entra la dirección IP. La dirección IP identifica a una computadora en una determinada red. A través de la dirección IP sabemos en qué red está la computadora y cuál es la computadora. Es decir verificado a través de un número único para aquella computadora en aquella red específica.

Cómo funciona?

Los IPs pueden ser fijos o dinámicos: actualmente, los IPs fijos son raros, hasta por una cuestión de seguridad ya que los ataques son más fáciles cuando el número es siempre el mismo. La rotación de direcciones IPs (IP dinámicos) funciona de la siguiente forma: un determinado proveedor de acceso a Internet (Ej. Arnet), posee X números IPs para usar. Cada vez que una máquina se conecta a internet, el proveedor le asigna una dirección IP aleatoria, dentro de una cantidad de direcciones IPs disponibles. El proceso más utilizado para esta distribución de IPs dinámicos es el Dynamic Host Configuration Protocol (DHCP). Para acceder a las URLs, o direcciones IPs públicos como conocemos (p.ej. www.informatica-hoy.com.ar), existen los servidores DNS (Domain Name Server, en inglés), una base de datos responsable por la traducción de nombres alfanuméricos a direcciones IP, fundamentales para el funcionamiento de Internet tal cómo la conoces hoy.

Existen direcciones IPs que, por norma, están reservadas para usos específicos. El IP 0.0.0.0 es un número de red estándar; cómo la dirección IP 127.0.0.1 es usada para probar una conexión local, durante diagnósticos de problemas de la red.

Clases de direcciones IP

La dirección IP consiste en un número de 32 bits que en la práctica vemos siempre segmentado en cuatro grupos de 8 bits cada uno (xxx.xxx.xxx.xxx). Cada segmento de 8 bits varía de 0–255 y están separados por un punto.

Esta división del número IP en segmentos posibilita la clasificación de las direcciones IPs en 5 clases: A, B, C, D e Y. 
Cada clase de dirección permite un cierto número de redes y de computadoras dentro de estas redes.

En las redes de clase “A” los primeros 8 bits de la dirección son usados para identificar la red, mientras los otros tres segmentos de 8 bits cada uno son usados para identificar a las computadoras.

Una dirección IP de clase A permite la existencia de 126 redes y 16.777.214 computadoras por red. Esto pasa porque para las redes de clase A fueron reservados por la IANA (Internet Assigned Numbers Authority) los IDs de “0” hasta “126”. 
 
Direcciones IP Clase A 
En las redes de clase B los primeros dos segmentos de la dirección son usados para identificar la red y los últimos dos segmentos identifican las computadoras dentro de estas redes.

Una dirección IP de clase B permite la existencia de 16.384 redes y 65.534 computadoras por red. El ID de estas redes comienza con “128.0” y va hasta “191.255”. 
 
Direcciones IP Clase B 
Redes de clase C utilizan los tres primeros segmentos de dirección como identificador de red y sólo el último segmento para identificar la computadora. 
Una dirección IP de clase C permite la existencia de 2.097.152 redes y 254 computadoras por red. El ID de este tipo de red comienza en “192.0.1” y termina en “223.255.255”. 
 
Direcciones IP Clase C

En las redes de clase D todos los segmentos son utilizados para identificar una red y sus direcciones van de “ 224.0.0.0” hasta “239.255.255.255” y son reservados para los llamados multicast.

Las redes de clase Y, así como las de clase D, utilizan todos los segmentos como identificadores de red y sus direcciones se inician en “240.0.0.0” y van hasta “255.255.255.255”. La clase Y es reservada por la IANA para uso futuro.

Debemos hacer algunas consideraciones sobre las direcciones de clase ID “127” que son reservados para Loopback, o sea para pruebas internas en las redes. Todo ordenador equipado con un adaptador de red posee una dirección de loopback, la dirección 127.0.0.1 lo cual sólo es vista solamente por él mismo y sirve para realizar pruebas internas. 
IP Estático e IP Dinámico 
- IP estático

El IP estático (o fijo) es un número IP asignado permanentemente a una computadora, o sea, su dirección IP no cambia, excepto si dicha acción se fuera realizada manualmente. Por ejemplo, hay casos de proveedores de acceso a internet por ADSL, que les asignan un IP estático a algunos de sus clientes. Así, siempre que un cliente esté conectado, usará el mismo IP en Internet. Esa práctica es cada vez menos frecuente entre los proveedores de acceso, por una serie de factores, que incluye problemas de seguridad.

- IP dinámico

El IP dinámico, por su parte, es un número que es asignado a una computadora cuando esta se conecta a la red, pero que cambia cada vez que se establece la conexión. Por ejemplo, supón que te conectaste con tu computadora a internet hoy. Cuando te conectes mañana, te será asignada otra IP. Para entender mejor, imagina la siguiente situación: una empresa tiene 40 computadoras conectadas en red. Usando IPs dinámicos, la empresa pone a disposición 40 direcciones IP para tales computadoras. Como ninguna IP es fija, cuando una computadora “entra” en la red, le es asignada una IP de esas 40 que no esté siendo usada por ninguna otra computadora. Es más o menos así que los proveedores de internet trabajan. Cada vez que te conectas a internet, tu proveedor le da a tu computadora una IP que esté libre.

El método más usado para la distribución de IPs dinámicas es el protocolo DHCP (Dynamic Host Configuration Protocol). 
Más sobre IP …

Quieres saber cual es tu IP ahora? Accede aquí y la sabrás.

En los próximos años, se pondrán en funcionamiento un protocolo mejorado de direcciones IP, llamado IPv6, accede a ver información sobre IPv6 aquí. (http://www.informatica-hoy.com.ar/aprender-informatica/Que-es-la-direccion-IP.php, 2017)

Ping: Cómo funciona y por qué es útil para diagnosticar problemas de red
 
 Cómo hacer un ping
Para hacer un ping a otro host desde un equipo con sistema operativo Windows, es tan sencillo como seguir estos pasos:
1. Abrir la consola de comandos: Para ello, vamos a Inicio >> Ejecutar y escribimos cmd. En versiones más recientes, basta con ir a Inicio y escribirlo en Buscar programas y archivos. Seguidamente, pulsamos intro.
2. Escribir “ping nombredehost”: Ahora nos aparecerá una ventana con un fondo en negro. En ella escribiremos, por ejemplo, ping www.google.es
 <img alt=”consola.jpg” src=”https://i.blogs.es/9187df/consola/450_1000.jpg"> 
Si todo ha ido bien, en nuestra ventana de comandos aparecerá algo similar a lo siguiente: <img alt=”consola2.jpg” src=”https://i.blogs.es/32a3b3/consola2/450_1000.jpg"> 
¿Qué significan estas líneas? Pues el ping nos confirma que ha enviado cuatro paquetes de tamaño 32 bytes al servidor que hemos seleccionado, en este caso www.google.es, y que a ese servidor le corresponde la IP 209.85.227.105. En este caso el ping ha sido satisfactorio, los cuatro paquetes de prueba han llegado correctamente y han vuelto a nuestro ordenador con un tiempo medio de 405ms.
Para evitar que una petición ping viaje de forma ilimitada por internet, en cada una de ellas se establece un Time To Live (TTL), que representa el número de saltos que ha dado el paquete de host en host por internet hasta alcanzar su destino. En cada salto, el TTL se decrementa en una unidad, y si en algún momento llega a 0 entonces el paquete se descarta y el host devuelve un error al origen.
Ping es un comando muy sencillo pero también con varias opciones para personalizar los resultados. Por ejemplo, si queremos que no sólo se envíen 4 paquetes, sino que se envíen continuamente, es tan sencillo como añadir un -t al final de la línea (ping www.google.es -t). Podéis ver todas las opciones disponibles en la siguiente tabla.
 <img alt=”parametros.jpg” src=”https://i.blogs.es/9b044a/parametros/450_1000.jpg"> 
Cómo diagnosticar el problema
Como el principal objetivo de un ping es ver si un determinado ordenador o servidor es accesible desde otro, es una herramienta muy útil a la hora de diagnosticar problemas en una determinada red. Supongamos que, por ejemplo, no nos carga ninguna página web. Esto puede ser debido a varios motivos, por ejemplo, si nuestra red local falla, si están caídos los servidores DNS que estamos utilizando o si, directamente, lo que falla es nuestra conexión a internet.
Utilizando el comando ping es sencillo descartar posibles fuentes de error. En primer lugar, si vemos que nuestra conexión no está funcionando correctamente, lo mejor es realizar un ping a un servidor genérico, como el que poníamos antes como ejemplo (ping www.google.es). Si devuelve alguno de los cuatro paquetes y otros no, seguramente sea algo temporal. Sin embargo, si todos vuelven rechazados o si directamente no se hace el ping, entonces es que hay algún problema con nuestra conexión.
 <img alt=”ping-error.jpg” src=”https://i.blogs.es/6bdfc6/ping-error/450_1000.jpg"> 
Lo que podemos hacer a continuación es comprobar que el fallo no sea de nuestra red local. Para ello, hacemos un ping a la dirección IP de nuestro router. Esta dirección suele ser 192.168.0.1 o 192.168.1.1, pero podéis obtenerla fácilmente si en la consola de comandos escribís ipconfig y buscáis cuál es la dirección de la puerta de enlace. Si hacemos un ping al router y resulta satisfactorio, entonces nuestro ordenador tiene acceso a él y funciona correctamente.
¿Qué más fallos podemos tener? Pues que, por ejemplo, los DNS (que se encargan de traducir los dominios a las IPs) que estamos utilizando no funcionen correctamente. ¿Cómo podemos detectarlo? Muy sencillo: hacemos ping a un dominio, por ejemplo www.google.es, y nos da error. En cambio, si hacemos ping a su dirección IP (por ejemplo, a 209.85.227.105) y nos funciona correctamente, entonces tiene toda la pinta de que el fallo puede estar en los DNS.
Eso sí, a la hora de utilizar el comando ping hay que tener algo en cuenta: no todos los servidores lo aceptan y muchos routers cortan este tipo de peticiones por seguridad. Por eso si hacemos ping a un servidor y nos devuelve un error también puede ser porque éste no lo implemente. Lo mejor, en estos casos, es probar con los servidores que sabemos que sí responden a los pings sin ningún problema.
Traceroute, otra alternativa
Para terminar, vamos a explicar otra utilidad de red bastante similar al ping y también bastante curiosa. Se trata del traceroute que, además de enviar un paquete a un destino como hace ping, va mostrando la ruta que éste sigue, incluyendo otros datos de interés como los tiempos que tarda en cada salto y los hosts que visita hasta llegar al destino. Para utilizar este comando en Windows, es tan sencillo como escribir en la consola de comandos tracert www.google.es, o el host destino que queramos utilizar. 
 <img alt=”traceroute1.jpg” src=”https://i.blogs.es/52ede4/traceroute1/450_1000.jpg"> 
Una ventaja del traceroute frente a ping es que, si se produce un fallo en la comunicación, podemos saber en qué momento se produce y en qué host en concreto. Ambos, tanto traceroute como ping, son dos comandos sencillos de usar pero que devuelven una información muy valiosa que puede ayudar a cualquier usuario a conocer el estado de su conexión y los motivos por los que ésta puede estar fallando. (https://www.xatakamovil.com/conectividad/ping-como-funciona-y-por-que-es-util-para-diagnosticar-problemas-de-red)

Bibliografia
http://www.informatica-hoy.com.ar/aprender-informatica/Que-es-la-direccion-IP.php. (28 de abril de 2017). Recuperado el 28 de abril de 2017, de http://www.informatica-hoy.com.ar/aprender-informatica/Que-es-la-direccion-IP.php
https://www.xatakamovil.com/conectividad/ping-como-funciona-y-por-que-es-util-para-diagnosticar-problemas-de-red. (s.f.). Recuperado el 28 de abril de 2017, de https://www.xatakamovil.com/conectividad/ping-como-funciona-y-por-que-es-util-para-diagnosticar-problemas-de-red: https://www.xatakamovil.com/conectividad/ping-como-funciona-y-por-que-es-util-para-diagnosticar-problemas-de-red

https://duckduckgo.com/
https://www.mozilla.org/es-ES/thunderbird/

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Ossvaldo Aguilar’s story.