Fractura Astrágalo: Clasificación y Tipos

Las fracturas de astrágalo son las segundas más frecuentes del tarso después de las de calcáneo. Más de la mitad de este hueso está cubierto de cartílago articular, ya que se articula con la tibia, el peroné, el calcáneo, y el escafoides tarsiano. En él no existen inserciones tendinosas o musculares.

Por eso el aporte vascular es precario, y suele verse comprometido en las fracturas y luxaciones. Dentro de las fracturas del astrágalo, el subtipo más frecuente son las del cuello.

CLASIFICACIÓN DE LAS FRACTURAS DEL ASTRÁGALO

Distinguimos tres tipo diferentes de fractura de astrágalo, la fractura de la cabeza de astrágalo, fractura del cuello de astrágalo y por último la fractura del cuerpo del astrágalo. En función del tipo de fractura el tratamiento y su evolución es diferente por lo tanto es fundamental un buen diagnóstico.

Fracturas del cuello del astrágalo

Alrededor del 50% de las fracturas de astrágalo se producen en el cuello del astrágalo Se producen en aquellos casos en los que el cuello choca con la tibia durante un movimiento de dorsiflexión forzada.

En 1970 Hawkins, tras un profundo estudio sobre las fracturas de Astrágalo publicó la clasificación que lleva su nombre:

Fracturas tipo I de Hawkins: Son fracturas verticales no desplazadas del cuello del astrágalo. La línea de fractura diseca la articulación subastragalina entre sus carillas media y posterior, pero el cuerpo del astrágalo se mantiene en su posición anatómica. En este tipo de lesiones solamente uno de los tres aportes vasculares mayores del astrágalo se encuentra interrumpido, concretamente el que aborda el cuello en su cara anterolateral dependiente de la arteria pedia.

Fracturas tipo II de Hawkins: Al igual que en el tipo I también son fracturas verticales del cuello del astrágalo asociadas a una subluxación o luxación de la articulación subastragalina, permaneciendo la articulación tibioastragalina intacta.

Fracturas tipo III de Hawkins: Se trata de una fractura vertical del cuello del astrágalo asociada a sendas luxaciones de las articulaciones subastragalina y tibioastragalina. El cuerpo del astrágalo habitualmente roto y se desplaza en sentido posteromedial, quedando atrapado en la parte posterior de la mortaja tibioastragalina. En este tipo de lesiones se debe realizar una reducción abierta de urgencia para aliviar la compresión de la piel y de las estructuras neurovasculares mediales y minimizar la incidencia de osteonecrosis. En muchos casos presentan una fractura asociada del maleolo medial, facilitando el abordaje.

Fracturas tipo IV de Hawkins: Son fracturas verticales del cuello del astrágalo asociadas a una luxación o subluxación de la articulaciones tibioastragalina, subastragalina y astragaloescafoidea. Son secundarias a traumatismos de alta energía, en muchas ocasiones abiertas y siempre con importante atricción de partes blandas. Además, con frecuencia presentan otras fracturas asociadas (calcáneo).

Fracturas del cuerpo del astrágalo

Este tipo de fracturas son algo menos comunes, no llegando al 40% de las fracturas totales de astrágalo En algunos casos resulta complicado diferenciarlas de las fracturas del cuello del astrágalo, siendo la linea inferior de la fractura con respecto al proceso lateral. Cuando ésta alcanza la articulación subastragalina posterior se puede considerar fractura del cuerpo. Existen 4 tipos diferentes de fracturas de cuero del astrágalo:

  • Fracturas osteocondrales del astrágalo
  • Fracturas por cizallamiento y fracturas conminutas del cuerpo del astrágalo
  • Fracturas del proceso posterior del astrágalo
  • Fracturas del proceso lateral del astrágalo(fractura del “snowboard”)

Fracturas de la cabeza del astrágalo

Las facturas de la cabeza del astrágalo son muy poco comunes, y además difíciles de visualizar, llegando a pasar desapercibidas.

Por lo general se producen tras una dosinflexion brusca cuando el pie se encuentra en flexión plantar completa, favoreciendo que fuerzas de compresión axial atraviesen la cabeza del astrágalo, o bien tras una dorsiflexión excesiva que provoca el choque de la cabeza del astrágalo con el pilón tibial.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Fernando Noriega’s story.