Asperezas

No sé qué pero tiene algo, más fuerte que la media, quizá son sus ojos completamente atrapantes pero lo único que puedo pensar ahora es en su ser abatido y vomitando trivialidades sin sentido tratando de ayudarse para salvar su existencia efímera, y yo ahí siempre esperando en pausas y vicios, con el cigarrillo en mano ya no las siento, ya no son mías y ellas pueden sentir el rezago incoherente en el que me hallo, sin saber quién soy, sin saber que la quiero, y a mi lado está perfecto, es algo que se siente, superfluo en sustancia que se resbala en las manos, que no tiene ayuda, que no pronuncia palabras que sólo prende el cigarrillo y espera, siempre esperan hasta el momento correcto en el que podes respirar, en el que podes sentir, en el que podes ser vos sin nadie que te aventaje.