Importancia del drenaje linfático post liposucción

Los resultados de la cirugía estética no dependen solo del procedimiento en sí, el cuidado postoperatorio es crucial. En miguelfernandezcalderon.com, clínica de cirugía estética en Albacete, hablaremos sobre la importancia del drenaje linfático post liposucción. Este procedimiento es parte de los cuidados necesarios recomendados por especialistas y contribuye a acelerar la recuperación.

¿Qué es el drenaje linfático manual?

El drenaje linfático manual (DLM) es un masaje que se aplica para estimular el sistema linfático. A través de esta técnica se favorece la circulación sanguínea y la eliminación de toxinas y líquidos.

Estos desechos son expulsados a través del sudor y la orina. Al estimularse el sistema linfático, este trabajará mejor y las defensas del cuerpo se fortalecerán. De esta manera, la recuperación tras una cirugía será más rápida.

El DLM es parte de los cuidados después de una liposucción. Pero, debe hacerse bajo las indicaciones del médico y por un profesional acreditado. La frecuencia y la cantidad dependerán de las necesidades de cada paciente.

Importancia del drenaje linfático post liposucción

Son muchos los beneficios que se consiguen al aplicar estos masajes post liposucción. Entre ellos podemos resaltar:

  • Acelera la cicatrización de la piel y los tejidos.
  • Mejora la circulación y estimula el sistema inmunológico.
  • Reduce la inflamación y el dolor después de la cirugía.
  • Disminuye el tiempo de recuperación tras la liposucción.
  • Contribuye a eliminar los restos de anestesia y medicamentos utilizados durante el procedimiento.
  • Mejora el estado de la piel al favorecesr su hidratación.

¿Cómo se aplica el drenaje linfático?

El cirujano te puede recomendar un profesional que sepa cómo hacer masajes para el postoperatorio de liposucción. Este procedimiento es delicado y si no se aplica de manera correcta puede afectar los resultados de la intervención.

Los masajes sobre la piel deben iniciarse transcurridos unos cinco días después de la liposucción. El fisioterapeuta debe estar familiarizado con la técnica del DLM para evitar efectos negativos.

Durante los primeros días de postoperatorio también se pueden aplicar estos masajes. Sin embargo, deben hacerse sobre la faja de comprensión para evitar la movilización de la piel. En la primera semana es importante que el movimiento en la piel sea mínimo. De esta manera se favorece la regeneración linfática y los enlaces de la piel.

Si la piel se moviliza de manera prematura o en exceso traería como consecuencia mayor flacidez.

Hay que aclarar cuántos masajes de drenaje linfático son necesarios. Esta respuesta está en manos del especialista, porque es él quien conoce las condiciones físicas y psicológicas del paciente. Las primeras sesiones pueden ser diarias y luego se van espaciando en el tiempo.

El drenaje linfático manual no se aplica solo en caso de liposucción. También está recomendado luego de cirugías mamarias, abdominosplastias, entre otros procedimientos quirúrgicos.

Los masajes no deben provocar dolor. Al contrario, el paciente debería sentir un alivio desde el momento en el que comienza a aplicarse el drenaje linfático.

¿Conocías la importancia del drenaje linfático post liposucción? ¿Has tenido experiencia con este tipo de masajes? Cuéntanos cómo ha sido tu postoperatorio y cómo te ayudó el DLM.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.