abrazos

En el bulego tuvimos una temporada en el que todos los días, al llegar a trabajar, nos íbamos abrazando todos los compañeros. Esta costumbre, que desgraciadamente ha ido decayendo, al principio se hacía rara, extraña y en un primer momento, incluso, chocante. Y después de unos días hubo alguien que me explicó el porqué de esa costumbre:

  • Mira Dani, con alguien que te abrazas todos los días, luego, cuando tienes que decirle que no estás de acuerdo con algo que ha hecho en el trabajo, o incluso cuando te enfadas con algún compañero o compañera por algo del trabajo, tienes la certeza que no te lo dice por joderte, si no por ayudar.

Hoy 6 de julio, en cuanto estalle el txupinazo, la jornada se convertirá en un reparto de abrazos y besos y conforme pase el día y las cervezas ingeridas el ritmo se acelerará. Lo interesante de los abrazos de esta fecha es que son abrazos y besos sinceros, con cariño, envueltos en emoción. Son abrazos que recuerdan a quienes no están ya entre nosotras y nosotros para disfrutar de las fiestas, abrazos que mantienen la memoria de quienes han sido forzosamente alejados de su tierra por cárceles y por crisis económicas, besos sabrosos en euskera y arrumacos cariñosos de amistad. Son abrazos y besos que respetan el espacio vital de cada cual y gritan con todas sus fuerzas que NO es NO y que en esta pequeña ciudad no admitimos ningún tipo de agresión sexista, machista ni homófoba. Son abrazos de recibimiento a todas las personas que vienen a disfrutar de las fiestas. Incluso son besos y abrazos del descubrimiento del de enfrente, de esa mirada furtiva que abre las puertas a un momento de pasión. Son abrazos festivos que no olvidan el día a día.

¡Ojalá estos abrazos de alegría festiva se conviertan en abrazos comprometidos, luchadores, responsables, respetuosos y solidarios el resto del año!

Jai zoriontsuak pasa eta gora Sanferminak!

Like what you read? Give dslegi a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.