Myers Briggs acaba de descubrir que hay un tipo de personalidad para emprendedores.

Constantemente me meto en problemas.

Mi manera de pensar emprendedora me hace parecer un aguafiestas en las reuniones con amigos. Sigo hablando de como optimizar la fila en un buffet o atraer a nuevos invitados de fiesta. Mi mente tiene una constante rotación de ideas, y puede ser un desafío comunicar esas ideas a gente que no están en la misma página… o en el mismo libro posiblemente o incluso en el mismo sistema bibliotecario.

Hablo en serio.

Es una enfermedad.

Es una condición cognitiva.

Necesito ayuda.

Hace varios años, un neurólogo me dijo que hay algo extraño acerca del “Cerebro de un fundador” y tenía prueba de ello, pero luego canceló su valoración y cambió de opinión. No estoy seguro si el equipo para diagnosticar estaba fallando ese día o si lo que el dijo que tenía era simplemente un presentimiento.

Aún así, yo sé lo que sé. Ser “emprededorsial”* significa que no puedes descansar nunca.

No puedes ir a la cama en la noche pensando en los tacos que comiste o el cambio de aceite que necesita tu auto en la mañana. Estas atrapado en un loop de ideas, planeación, ejecución y recompensa. Piensas en cómo mejorar el taco y cómo optimizar el cambio de aceite. Esto me puede pasar en la tienda o en la terminal del aeropuerto; no necesitas estar en un ambiente de oficina. Es algo que no puedes apagar.

Los amigos y la familia te miran con una cara de expresión rara.

“¿En qué estas pensando ahora?”, preguntan.

“Debe de haber alguna manera de salvar el Buffet “Old Country,” respondes, creando de manera no intencional un poema. (Esto en verdad me paso. Historia verdadera.) Ellos simplemente regresaron a comer su filete frito.

La buena noticia es que este tipo de pensamiento puede crear Facebook o iPhone. Puede convertirse en una carrera de 16 años en periodismo. Es un impulso y un brío mezclados en uno.

Ahora, por fin, Myers-Briggs ha admitido que este es un tipo de personalidad distinta.

Bueno, casi.

Un nuevo estudio completado este año muestra que ciertos tipos de personalidad están apegados a un tipo de pensamiento emprendedor. Para fanáticos de Myers-Briggs, de seguro ya conocen los tipos de personalidad “Intuición y Percepción” (N y P — Intuition and Perceiving). El estudio encontrado por ellos tiene más una naturaleza emprendedora que aquellos que tienen una personalidad de “Detectar y Juzgar” (Sensing and Judging).

Del estudio: “Los emprendedores en grupo mostraron una orientación más alta para la creatividad, la toma de riesgos, impulsividad, y especialmente más autonomía que aquellos que no son emprendedores. La ambición competitiva no distingue entre aquellos que son o no son emprendedores, pero si tiene que ver con aquellos que se veían a si mismos como emprendedores. Personas con una preferencia por la extraversión, intuición, pensamiento y percepción tendieron a mostrar mayores niveles de orientación emprendedora.”

Esa es una declaración demasiado fuerte, porque crea una clasificación única dentro de Myers-Briggs- una propensidad hacia un tipo de pensamiento de negocios particular.

Y explica mucho acerca de mí. Yo soy INFP*, pero más que nada, tiendo a ser “emprendedorsial”*. Me gusta tomar riesgos. Está en mi ADN.

Honestamente, ya me estoy sintiendo mejor acerca de mi mismo.

¿Qué tal tú?

___________________________________________________________________

*INFP: Es un tipo de personalidad de Myers-Briggs. Sus siglas significan “Introverted iNtuitive, Feeling, Perceiving”.

*”emprendedorsial” es una palabra inventada por al autor. Sabemos que no existe.

Link del artículo original en inglés: https://www.inc.com/john-brandon/myers-briggs-just-discovered-there-is-a-personality-type-for-entrepreneurs.html?cid=cp01002fastco

Like what you read? Give Distrito Emprendedor a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.