No tocar

Les platicaba sobre los cambios de mi hijo Carlo por la adolescencia y como las hormonas se hacen presentes como en cualquier muchacho. Sus sentimientos están a flor de piel por lo que el tocarse los genitales es algo común para él, incluso en público. Cuando esto sucede, tratamos de discretamente quitarle la mano de ahí con una mirada, no lo regañamos o pegamos por eso.

Actualmente le estamos dando a Carlo un medicamento para ayudarlo a enfocarse más, lo cual está dando resultados. En una cita con el neurólogo preguntamos sobre la manía que tiene por tocarse y nos comentaron que es la edad. Nada más.

Esta imagen que ves es un pictograma para personas con Autismo de ARASAAC, al verlo me di cuenta que es una situación común. Aunque me intriga la cara que tiene esa imagen ¿está molesto?

Hasta ahorita no ha sido un problema, solo lo han notado las personas que lo cuidan y educan, pero no es algo que haya causado algún disgusto con otras personas, aunque una vez sí se lo sacó en una clase.

He escuchado consejos de que tenemos que enseñarlo a masturbarse en su cuarto o en el baño, para que no lo haga en la calle. No sé que tan conveniente sea, ya que ahorita no se masturba hasta llegar a la eyaculación, solo se está tocando. El enseñarle aprendería esa nueva sensación. Yo sé que lo va a saber un día, pero ¿para qué adelantarse?

Tampoco he visto un interés por ver material erótico, pero supongo también que más adelante vendrá. Si nos comentó una vez su maestra que se le repegó por atrás, pero tengo mis dudas. Eso sí me da miedo porque se puede maliterpretar y causar una grave problema.

¿Qué consejos me das para manejar esta etapa?

Lee más artículos en mi blog Aventuras en Pantalones.