Extractivismo Progresista en América Latina

El proceso de primarización en América Latina ha sido un proceso gradual pero muy prominente durante los últimos años. La necesidad inherente de los estados latinoamericanos de perseguir una soberanía energética los ha llevado a tomar en ciertos casos medidas extremas para la conservación de la misma. A continuación, se tratará de analizar si el proceso de primarización en América Latina es una ventaja o una maldición para dichos países, argumentando varios beneficios y otras desventajas que se viven durante este camino.

En términos de soberanía energética, los países latinoamericanos están pasando por cambios sociales — utilizando el término desde una perspectiva constructivista — para la aceptación de estas nuevas políticas gubernamentales. Según Cypher (2009), la velocidad del cambio se ha acelerado en los últimos años, y aun en los meses más recientes. América Latina está ideando iniciativas autónomas de políticas públicas; el dinamismo más intenso viene de Argentina, Bolivia, Ecuador y Venezuela. Si bien este movimiento contiene en sí el potencial para plantear y discutir una gran cantidad de temas cruciales que atañen a variadas franjas de la población latinoamericana, hay muy pocos signos de que los cambios fundamentales en la estructura de la economía de productos primarios estén al alcance de la mano.

Estos cambios sociales ya mencionados caen en la premisa de que el gobierno intenta crear una identidad nacional ante la soberanía energética. Este necesita usar gran parte del dinero público para invertir en la misma, por lo cual es bastante importante sensibilizar a la sociedad en la importancia de invertir en energías alternativas al petróleo (por ejemplo: el uso de paneles solares en los hogares mexicanos). Gracias a la ideología demócrata que se practica en la mayoría de los Estados latinoamericanos, el extractivismo progresista no se puede llevar a cabo a la perfección ya que el Estado no tiene injerencia en temas de comercio energético como lo tendría por ejemplo China, que en su caso, no tiene que rendir cuentas a los ciudadanos debido a su ideología comunista, y ellos invierten en lo que quieran (ex: energías alternativas) lo cual es una gran ventaja para el país. “China, cuya política exterior en la región subsahariana está impulsada por la obtención de petróleo y minerales, lleva desde finales del siglo XX estableciendo acuerdos con todo tipo de regímenes africanos a golpe de talonario, y desarrollando infraestructuras. Su política de “no injerencia” en los asuntos internos de los países africanos encaja, por otro lado, con el perfil de las élites autócratas de varios países africanos. Otras potencias emergentes, como India, Brasil o Corea del Sur, con un peso creciente, están contribuyendo también a la referida contienda por los recursos naturales. Las potencias occidentales, con amplios intereses económicos en dicha región, no cuentan, por su parte, ni con medios ni con credibilidad suficiente para contrarrestar la referida estrategia de China” (García, Luengos 2014)

A manera de conclusión, y como menciona Cypher (2014), los intentos para reducir la pobreza y orientarse a necesidades humanas básicas por medio de proyectos basados en el “Extractivismo Progresista” en toda América Latina son bien intencionados, pero sólo son estrategias paliativas y oportunas que posteriormente decaerán en tanto que el último boom de las commodities — cómo lo es el petróleo — seguiría flaqueando.

Referencias

Martin Cypher, 2014, “Neoextraccionsimo y primarización: términos de intercambio en América del Sur”, Colección de Libros problemas del Desarrollo, pp.117–142 http://www.probdes.iiec.unam.mx/coleccion_de_libros/pdf/democracia/07_Cypher.pdf
Grupo de Trabajo sobre Minería y Derechos Humanos en América Latina, 2014, “El impacto de la minería canadiense en América Latina y la responsabilidad de Canadá”, Resumen Ejecutivo del Informe presentado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, 40p.
http://www.muqui.org/adjuntos/D48953_DPLF_Spanish_LOWRES.pdf
Stiglitz Joseph, 2007, “Lifting the Resource Curse”, en Making Globalization Work, Norton & Company : New-York y London, pp.133–159.
Martín Cypher James, 2009, “¿Vuelta al Siglo XIX? El Auge de las Materias Primas y el Proceso de ‘Primarización’ en América Latina”, Foro Internacional, XLIX(1): 119–162.
http://codex.colmex.mx:8991/exlibris/aleph/a18_1/apache_media/KYIEF6Y71EFJQ354GT7U6H2LYT64U1.pdf
Garcia-Luengos, 2014, “Explotación: de los recursos naturales en Africa: la industria exractiva”, RESET, 66p.
http://www.africacuestiondevida.org/wpcontent/uploads/2014/01/ExplotacionRecursosNaturales.pdf

Like what you read? Give La economía global a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.