“La vida de nuestras ranas es la vida de nuestra tierra”

PNUD ECUADOR
Jul 5 · 4 min read

En el noroccidente provincia del Carchi, entre frondosas y verdes montañas, se encuentran las comunidades de San Jacinto y Chinambí, del cantón Mira.

Durante años, sus habitantes han tomado conciencia de la belleza, la excepcionalidad del entorno natural y su alto valor ecológico.

Como medida para proteger este espacio, la Prefectura del Carchi lo declaró en septiembre de 2017, como Área de Conservación y Uso Sustentable Provincial (ACUS Chinambí), que abarca una superficie de aproximadamente 4.300 hectáreas y en la que habitan comunidades de mestizos, afrodescendientes e indígenas awá.

En esta área geográfica, se desarrolla el Proyecto Conservación de Anfibios del Ecuador y Uso Sostenible de sus Recursos Genéticos (PARG), iniciativa del Ministerio del Ambiente del Ecuador (MAE), que cuenta con la asistencia técnica del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y es financiada por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF por sus siglas en inglés). Su objetivo es proteger dos especies de anfibios que habitan en esta zona, así como otras, en diversas áreas del país.

La Atelopus coynei, comúnmente conocida como ‘rana arlequín de Coynei’ y la Atelopus sp. aff. Longirostris, ‘rana arlequín’ encuentran las condiciones idóneas para su supervivencia en Chinambí y son un indicador biológico de su calidad ambiental.

Adicional a lo anterior, cabe indicar que estos anfibios tienen un enorme potencial para contribuir al bienestar humano, como fuente de medicinas, porque sus pieles producen substancias con propiedades analgésicas y antibióticas cuyo desarrollo es sujeto de intensa investigación en la actualidad. En este sentido, el Proyecto PARG impulsa la investigación para el aprovechamiento de los recursos genéticos de los anfibios.

Para lograr este fin, el Centro Jambatu de Investigación y Conservación de Anfibios, la Universidad Regional Ikiam y el Bioparque Amaru son socios científicos y técnicos que colaboran en varios estudios.

Pablo Larco, coordinador del Proyecto PARG afirmó que en Chinambí “se conformó un área de conservación para proteger las fuentes hídricas y varias especies de anfibios, probablemente los últimos individuos de estas especies, en todo el mundo”.

Asimismo, reiteró que el uso sostenible de estos anfibios, puede beneficiar a la humanidad, destacando que Ecuador tiene la mayor cantidad y diversidad del mundo, por unidad de superficie.

Matilde Mordt, representante del PNUD, afirmó que “estamos ante la sexta amenaza de extinción masiva de especies”, con efectos previstos sumamente severos para nuestros ecosistemas y la humanidad; y que la Agenda 2030 es una oportunidad, para poner en marcha esquemas de protección y soluciones para un desarrollo sostenible.

Impresionada por su visita a Chinambí resaltó que ha visto una comunidad “muy comprometida” y que eso “da esperanza”, ante la coordinación y trabajo de las comunidades parroquiales, del Municipio de Mira y de la Prefectura del Carchi.

La representante invitó a visitar este lugar destacando que en la zona, además de encontrar iniciativas de conservación del ambiente, hay potencial para desarrollar emprendimientos a partir de la naturaleza y biodiversidad. De hecho, se cuenta con varios atractivos turísticos, como el río que tiene lugares para el recreo y actividades culturales, como el “carnaval de ranas”.

Cecilia Flores visita regularmente la zona porque tiene vínculos familiares y una finca donde cuida un bosque. Ella ama este lugar: “Aquí tengo de todo. El aire puro, los ríos…Me desestreso”.

La declaración de Área de Conversación “es lo mejor que haya pasado en esta comunidad”, afirma Cecilia, tanto para protegerla como para promover el turismo comunitario.

Silvio Lara miembro de la comunidad aseguró que se están cumpliendo deseos anhelados durante años en Chinambí: La idea es que en la misma comunidad nos organicemos, capacitemos y aprovechemos de manera sostenible todos los recursos que tenemos para brindar servicios a la ciudadanía como expedición de anfibios, comida, hospedaje, entre otros”.

“Ningún programa de protección ambiental da resultados si la ciudadanía, la comunidad, y los dueños de la tierra no están de acuerdo con mantenerlo en el tiempo”, asevera el prefecto del Carchi, Guillermo Herrera, mencionando el rol de la comunidad, que está siendo fundamental para lograr los objetivos de conservación y uso sostenible de los recursos.

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade