Mapeo de la esperanza: en el corazón del desarrollo sostenible

PNUD ECUADOR
7 min readApr 22, 2022

--

Uso de datos espaciales para la toma de decisiones estratégicas e informadas en Ecuador

Con más de 90 ecosistemas, Ecuador es considerado un país megadiverso que alberga cuatro regiones naturales: Costa, Sierra, Amazonía y sus Islas Galápagos. Su ubicación geográfica y la incidencia de condiciones ambientales y climáticas proveen hábitats para una alta diversidad de especies; sin embargo, estas condiciones incrementan la exposición a emergencias o desastres como inundaciones y sequías.

La amenaza de estos eventos se multiplica ante los efectos negativos del cambio climático; en especial afecta la economía, la biodiversidad, y aumenta la brecha de desigualdad de género y grupos marginados. Por ejemplo, se estima que casi la mitad de las y los ecuatorianos dependen directamente de los bosques, y aun así el país perdió 2.2 millones de hectáreas de bosque nativo durante las últimas décadas.

PROAmazonía-PNUD Ecuador

El reto para un país sostenible

Durante los últimos años, Ecuador ha tomado decisiones fundamentales que promueven el desarrollo sostenible para el país, que abarca el bienestar de sus habitantes, la conservación de la biodiversidad y la mitigación de los efectos del cambio climático. Esta iniciativa se ve reflejada en el marco normativo nacional fortalecido y los acuerdos internacionales ratificados por el país. Un claro ejemplo es el Acuerdo Regional Escazú, que permite a Ecuador promover el desarrollo sostenible, contribuir a reducir la desigualdad en América Latina, y garantizar el acceso a la información y a la participación pública en asuntos ambientales.

Para implementar estos mecanismos, el país ha desarrollado mapas en los cuales se identifican las Áreas Esenciales para el Soporte de la Vida (ELSA), los cuales se nutren de datos cartográficos nacionales e internacionales a través de procesos de co-creación con actores clave.

PROAmazonía-PNUD Ecuador

El reto para la conservación de la naturaleza y el desarrollo sostenible

Los bosques proveen grandes beneficios para la sociedad: protegen el suelo, almacenan y absorben carbono, mejoran la calidad del agua, regulan el clima, y más.

Sin embargo, en Ecuador, existe el reto de poder mantenerlos protegidos. El cambio de cobertura nativa se debe, en su mayoría, a la necesidad de dedicar la zona para actividades económicas vinculadas al agro y para el desarrollo de infraestructura, especialmente de asentamientos de comunidades.

En la última década, Ecuador priorizó la implementación de planes y estrategias para reducir la deforestación en sus bosques nativos y cuidar estos pulmones naturales del estado y del planeta, implementando procesos de participación de actores involucrados de base, de las comunidades, así como los pueblos y nacionalidades indígenas. Adicionalmente, a través de la autoridad ambiental, se ha creado incentivos económicos para poder mantener la cobertura de vegetación nativa de bosques en un trabajo conjunto con comunidades para la protección y conservación de este ecosistema.

Para poder implementar de forma efectiva estas estrategias, es primordial contar con información de primera mano y confiable para la toma de decisiones estratégicas y efectivas respaldadas por la ciencia.

“Tenemos la responsabilidad de tomar decisiones basadas en datos, lo que significa ser más estratégicos y precisos para identificar las interrelaciones entre las actividades antrópicas y la presión que ejercen en los ecosistemas, y así tomar medidas basadas en la naturaleza” — Gustavo Manrique, Ministro de Ambiente, Agua y Transición Ecológica.

PROAmazonía-PNUD Ecuador

Ecuador mapea las áreas esenciales para el soporte de la vida (ELSA por su acrónimo en inglés) para mejorar la conservación de los ecosistemas terrestres, además de promover el desarrollo sostenible

Mapa de la naturaleza

Ante la magnitud y la gravedad de pérdida de ecosistemas terrestres en Ecuador y la creciente economía, se están poniendo en marcha políticas medioambientales audaces, unidas al uso de tecnologías espaciales avanzadas para optimizar las acciones en favor de sus habitantes y del planeta. El Ministerio de Ambiente, Agua y Transición Ecológica (MAATE), junto el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), están transformando el proceso de toma de decisiones mediante el uso de mapas de Áreas Esenciales para Soporte de la Vida (ELSA).

Esenciales para la biodiversidad y la vida humana, las ELSA son áreas donde las acciones para proteger, restaurar y gestionar de forma sostenible la naturaleza pueden proporcionar una amplia gama de servicios, como el suministro de alimentos, la calidad y disponibilidad del agua, la reducción del riesgo de desastres y el almacenamiento de carbono. El “Mapa de la Esperanza” de Ecuador optimiza las soluciones basadas en la naturaleza, mostrando dónde puede el país salvaguardarla para alcanzar sus objetivos de desarrollo sostenible, clima y biodiversidad.

PROAmazonía-PNUD Ecuador

“Es para nuestra oficina una prioridad brindar asistencia a los países para alcanzar sus metas nacionales que así mismo contribuyen a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (…) Los resultados de este trabajo colaborativo sirven de ejemplo a la aplicación de datos para la toma de decisiones informada y estratégica para el desarrollo sostenible del país” — Matilde Mordt, Representante Residente del PNUD en Ecuador.

El proyecto Mapeo de la Naturaleza para las Personas y el Planeta permite a Ecuador situar la naturaleza directamente en el centro de la planificación del uso del suelo y el desarrollo. Al poner en realce las zonas en las que las acciones de protección, restauración y gestión sostenible de la naturaleza pueden aportar los mayores beneficios en toda una serie de prioridades nacionales, el mapa ELSA de Ecuador puede ayudar a integrar la gestión de los bosques en una amplia gama de planes sectoriales. Este proceso es una de las principales vías por las que el país se esfuerza por cumplir con los compromisos nacionales e internacionales.

Proteger, gestionar y restaurar las zonas críticas para la vida de Ecuador revitaliza los servicios de los ecosistemas naturales y la producción de bienes ambientales.

En junio del año 2021, el Ministerio de Ambiente, Agua y Transición Ecológica, junto al PNUD, las principales instituciones gubernamentales, actores locales y la academia, participaron en la primera consulta virtual del proyecto Mapeo de la Naturaleza para las Personas y el Planeta durante la cual se definió una visión del proyecto para el país; se identificaron los 10 objetivos prioritarios nacionales, y se identificaron las capas de datos necesarias para alcanzarlos. En un siguiente encuentro, las partes interesadas participaron en la primera iteración del mapa ELSA para Ecuador. Si bien todos los aspectos fueron considerados de alta importancia, las capas con información de biodiversidad, siendo específicamente los bosques nativos, manglares y páramos, sobresalieron por su alto puntaje en relación con las 29 capas de datos.

Es importante resaltar la participación de los pueblos y nacionalidades indígenas representada en los talleres por la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonia Ecuatoriana (CONFENIAE), organización que está conformada por más de 1500 comunidades indígenas pertenecientes a nacionalidades amazónicas. El involucramiento en el proceso de consulta y co-creación de los mapas ELSA, visibiliza las necesidades y el interés de contar con una herramienta que permite alcanzar la conservación del ambiente de la región.

“Es para nosotros importante representar en las áreas esenciales para la vida (ELSA) a las comunidades indígenas para poder proteger a los pueblos ancestrales considerando la expansión de la actividad petrolera y minera” — Luis Tsunki — Dirigente de Economía de la CONFENIAE, Representantes de 11 pueblos de 23 organizaciones y más de 1500 comunidades indígenas.

Los mapas ELSA apoyarán al Ecuador a monitorear el progreso de las metas nacionales relacionadas a la conservación de bosques nativos y a la reducción de la deforestación bruta — metas establecidas en diferentes políticas nacionales como el Plan Nacional de Desarrollo, el Plan Integral de la Amazonía, y la Estrategia Nacional del Cambio Climático. A una escala internacional, las ELSA contribuyen al reporte del Objetivo de Desarrollo Sostenible 15: Ecosistemas Terrestres del país.

Así mismo, es de gran interés del MAATE poder realizar ejercicios a una escala menor junto a los Gobiernos Autónomos Descentralizados en el proceso de la elaboración de sus Planes de Uso y Gestión de Suelo, la principal herramienta de planificación en territorio, guiando la implementación hacia un desarrollo que priorice la conservación de los bosques de forma armónica con el desarrollo social, económico y agrícola en territorio.

Finalmente, todos los participantes estuvieron de acuerdo que la metodología ELSA es un apoyo para el país en el proceso de lucha contra la deforestación y el gran reto de conservación y protección de miles de especies importantes para la biodiversidad para las actuales y futuras generaciones.

PPD-PNUD Ecuador

Como país piloto del proyecto ELSA, Ecuador refuerza una vez más su papel de líder para promover el desarrollo sostenible. Con el apoyo financiero de la Fundación Mercados Sostenibles y el PNUD, no sólo están elaborando mapas dinámicos de las ELSA de Ecuador, sino que también están trazando un camino para que otros lo sigan. Esta metodología será especialmente útil cuando los países creen planes para contribuir al marco de biodiversidad posterior a 2020.

--

--

PNUD ECUADOR

Trabajamos en 170 países y territorios para ayudar a las naciones a construir soluciones integradas y duraderas para las personas y el planeta