Calidad o cantidad

El modelo de comunicación diseñado por el profesor Harold D. Lasswell bautizado más adelante como “el paradigma de Lasswell” creado en 1948 trataba de un proceso que contestaba cuatro preguntas que definían los elementos que lo componen: ¿quién dice qué?, ¿por cuál canal?, ¿a quién? y ¿con qué efecto?

Lo primero que debe preguntarse un editor al momento de recibir un texto de ficción es si el autor está capacitado para hacerlo y si tendrá el éxito deseado.

Lo segundo es cuál es la mejor forma de “lanzar” el texto al mercado. Qué beneficios le va a traer a corto y largo plazo, si va a ser redituable y va a cuidar la imagen de su editorial.

Lo tercero es decidir quién es su “target”. Encontrar al público interesado en ese tipo de textos, en que librerías podría venderse mejor y encontrar el alcance que se busca.

Por último, cuál es la intención del libro. Normalmente los editores se interesan por la remuneración económica que pueda tener, sin embargo, creo que aún existen aquellos que lo hacen por el amor a las letras. Sacan textos que consideran de calidad y buscan dar a sus lectores libros que ayuden a su preparación.