¿Qué es la reencarnación?

La reencarnación hace alusión al hecho de adoptar un cuerpo material, no solo una vez sino varias, según el cuerpo que guarda la verdadera esencia valla muriendo, los seres humanos contamos con algo llamado constitución triple ósea espíritu, alma y cuerpo la cual va cambiando y transformándose tal y como dice el químico Antoine Lavoisier “la materia no se crea ni se destruye, sólo se transforma” y eso aplica también para nosotros que somos materia pura, cientos de miles de moléculas trabajando sin que lo podamos notar, somos simples viajeros andando por el tiempo, extranjeros y peregrinos en este mundo, todos debemos de pasar por un estado de transmutación al renacimiento, que a la vez es parte de la reencarnación podríamos traducirlo a ser la resurrección de la carne ósea volver a nacer en otro cuerpo, todo esto con el simple fin de aprender todas las lecciones que nos toquen vivir, conforme vamos transmigrando tenemos que aprender a conocernos y a escucharnos así como a desarrollarnos espiritualmente, tenemos el don de aparecer y desaparecer como virtud del karma, aunque también como parte del karma esta la acción y reacción que causan efecto tanto en la reencarnación como en el karma, hay seres que por sus malos actos afectan su karma, por lo cual tienen que reencarnar cierto tiempo en seres de un nivel inferior como animales, hay una forma de liberarse y es la verdadera finalidad de la vida, que la persona pueda cortar y liberarse de esa cadena perpetua de causas y efectos. Si bien cada persona debe experimentar las circunstancias en las que le toca vivir, a la vez es la única responsable de lo que decida hacer frente a ellas y está también forma parte de una de las principales leyes divinas que rigen el universo que es el libre albedrío, tú decides que quieres hacer, lo que vas a hacer y si accionas o no, ese es el resultado de tu karma que haces y que vas a obtener dicho coloquialmente lo que siembras es lo que vas a cosechar y esto te llega a afectar en tus vidas próximas, eso lo vamos aprendiendo con el tiempo que estamos en nuestros cuerpos materiales, el alma tiene ciertas etapas, voy a repetir una frase a la cual hice mención en otro artículo, “lo que es infinitamente grande es como lo que es infinitamente pequeño” es una cadena que se repite a pequeña y gran escala, un ejemplo de ello puede ser, lo que pasa en lo que conocemos como “vida” conforme somos más ancianos también somos más sabios, por todo lo que aprendimos en ese periodo de tiempo, así mismo nuestra alma entre más reencarnaciones más va a aprender y más sabia al tomar sus decisiones y por consecuencia da resultado a la acción y reacción, les irá mejor en sus vidas próximas ya que el karma actuará dando lo que corresponde según sus actos a cada individuo, nadie es dueño de lo que pensamos, solo nosotros y existe algo que te puede ayudar a demostrarlo y es la meditación la cual nos enseña que tú puedes controlar tus pensamientos así como a tu mente, particularmente somos los únicos responsables de que hacer o no hacer con ellos, solo existe un ser supremo y somos parte de él, somos una unidad, tenemos que creer en una frase que realmente tiene fuerza y conexión con la energía del universo y eres TÚ soy YO… “YO SOY parte de él creador”, “YO SOY parte de la energía divina del universo”, “YO SOY perfección”, “YO SOY la abundancia”, “YO SOY la presencia de energía armónica en mi mente y en cada una de mis células” y si aprendemos a controlar lo que somos, lo que pensamos y lo que hacemos estamos por buen camino, vamos en camino a la liberación del alma, a poder romper las cadenas de la reencarnación eterna y poder volvernos parte del todo como lo fuimos alguna vez en el inicio de la creación.