Impresión por encargo: el justo medio

El catálogo es uno de los pilares de una editorial académica; sin embargo, es muy difícil mantener títulos vivos en su fondo, debido a la naturaleza de la publicación en las instituciones universitarias.

El núcleo del quehacer de una unidad de publicaciones es editar y divulgar el conocimiento que produce la comunidad académica de su institución a través de la presentación constante de novedades. También su misión está en preservar esa producción académica representada en libros de largo aliento, títulos de autores reconocidos de la institución y textos y manuales que hacen parte de los syllabus de materias que semestre a semestre se dictan en la institución. La primera parte de la misión está ligada de manera directa con uno de los objetivos principales de una universidad: investigar para generar y socializar conocimiento que atienda a las necesidades y problemáticas emergentes de la sociedad. Es allí donde se concentran la mayor parte de sus recursos financieros así como el tiempo y esfuerzo de su equipo humano.

Es por esta razón que la construcción de un catálogo amplio y potente es una tarea difícil, ya que las políticas de optimización del presupuesto obligan a distribuirlo en un mayor número de proyectos editoriales cada vez más complejos. Hace quince años los formatos electrónicos –PDF, epub, XML y mobi– prometían reemplazar los libros impresos, facilitando el acceso de la información y derribando las fronteras logísticas de la distribución internacional de libros tanto de carácter comercial como académico.

Hoy nos encontramos ante un panorama en el que la promesa digital se cumplió parcialmente: porque no existe un formato electrónico consolidado entre los lectores (Jenkins, 2016), los hábitos y modalidades de lectura cambiaron de tal forma que los sustratos son complementarios, cada usuario tiene la posibilidad de acceder a los textos desde diferentes plataformas y el concepto de transmedialidad se presenta como una herramienta valiosa –y a la vez un reto– que los editores deben incorporar en su caja de herramientas. Aún así, la necesidad de sostener un catálogo vivo potente en formato impreso sigue siendo un escollo, en especial porque sigue siendo la forma de lectura predilecta entre los lectores (Victor, 2016). Entonces, ¿qué se puede hacer?

La respuesta es un formato híbrido: la impresión por encargo también conocida como Print On Demand (POD por su sigla en inglés). Esta modalidad de producción y distribución combina la calidad y la experiencia de lectura que ofrece el formato impreso con la rapidez y la ubicuidad de la compra de libros a través de plataformas electrónicas. Además, tiene la ventaja de que la impresión se hace en un taller local, lo que disminuye costos y tiempos de entrega.

Flujo del proceso editorial digital. Por Infibeam (Wikicommons)

La Editorial Pontificia Universidad Javeriana cuenta con dos modelos de impresión por encargo: el primero, en alianza con la Fundación Cultural Javeriana de Artes Gráficas (Javegraf), busca atender las necesidades de la comunidad javeriana; el segundo, a través de la plataforma Amazon, para suplir la demanda a nivel regional e internacional. Con la entrada en funcionamiento de esta modalidad de distribución, que complementa el catálogo en formato electrónico disponible en plataformas como Amazon, iTunes y Google Books, la Editorial asegura la permanencia de títulos de largo aliento en el catálogo vivo de la Universidad y permite que estudiantes, docentes e investigadores en todo el mundo puedan acceder fácilmente a obras publicadas en años pasados en formato impreso.

http://www.javeriana.edu.co/editorial/catalogo/pod

Conozca el catálogo de impresión por encargo de la Editorial PUJ en asocio con Javegraf.

Referencias

Victor, D. No, the Internet Has Not Killed the Printed Book. Most People Still Prefer Them. The New York Times, septiembre 2, 2016. Recuperado de: http://mobile.nytimes.com/2016/09/03/business/no-the-internet-has-not-killed-the-printed-book-most-people-still-prefer-them.html

Jenkins, S. Books are back. Only the technodazzled thought they would go away. The Guardian, mayo 13, 2016. Recuperado de: https://www.theguardian.com/commentisfree/2016/may/13/books-ebook-publishers-paper?CMP=share_btn_fb

Ramírez, M. Las ventas de libros tradicionales aumentan mientras que las de los digitales caen. Todo ereaders, octubre 5, 2015. Recuperado de http://www.todoereaders.com/las-ventas-de-libros-tradicionales-aumentan-mientras-que-las-de-los-digitales-caen.html

Wang, A. Against all odds, print books are on the rise again in the US. Quartz, diciembre 19, 2015. Recuperado de: http://qz.com/578025/against-all-odds-print-books-are-on-the-rise-again-in-the-us/

Atribución de la imagen

Infibeam — http://www.infibeam.com/indigi, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=15535641

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.