Ciencia ficción en el mundo real

¿Cuántas veces hemos visto películas o series con tecnología tan avanzada y nos hemos preguntado qué tan alejados nos encontramos de tener dispositivos o servicios iguales a los que vemos? Personalmente puedo decir que lo he hecho varias veces y haciendo investigación me he dado cuenta que el avance en la tecnología ha sido tan acelerado que es difícil darse cuenta de lo frecuente que es ver como tecnologías relativamente nuevas son completamente superadas en un año posterior a su revelación/descubrimiento. Con un ejemplo tan básico como los procesadores, cada generación que es revelada aproximadamente cada año o año y medio son mejorados en rendimiento y ahorro de energía, y sucede de esa manera para la mayoría de los productos, al menos en el área tecnológica, los monitores, las pantallas, la tecnología de procesamiento gráfico que crece serie a serie duplicando el rendimiento obtenido e implementando tecnologías nuevas. Y aún con el crecimiento a pasos gigantes que se tiene, ¿qué tan lejos estamos de lo que plantea la ciencia ficción? Quizá no tengamos robots con capacidades como AVA en “Ex machina”, sin embargo, ya existen robots capaces de caminar y mantenerse de pie sin asistencia mecánica o humana, son capaces de ubicarse en espacios desconocidos y analizar la manera en la que cumplirán con una trayectoria que lo libre de obstáculos (la cual también fue creada en el robot usando la información adquirida por muchísimos sensores). Podríamos mencionar la tecnología que muestran en la serie Black Mirror, específicamente la de implantes oculares que contaban con realidad aumentada, grabación de video en alta calidad y al parecer completamente sin molestias, con la cual se podía “bloquear” personas pero no sólo de medios de comunicación, sino que esa persona iba a ser irreconocible para nosotros y no podríamos escuchar sus palabras, en la actualidad no contamos aún con ese tipo de tecnología, sin embargo hay protototipos sobre los cuáles se está trabajando que cuentan con características similares, algunos pensados con sensores para monitorear riesgos que existan en la salud del paciente y otros que siguen solamente en papel pero están siendo trabajados por empresas gigantes como Sony. Y en otro ámbito, ahora se cuenta con software que es capaz de escribir artículos periodísticos sobre un tema en específico, hace no muchos años la computadora era, para usuarios promedio, sólo un medio facilitador para realizar tareas como escribir documentos, llevar registros de gastos, etc., y ahora un programa corriendo en ellas podría ser capaz de reemplazar a personas que se han trabajado y preparado durante años.

En conclusión, la ciencia ficción puede mostrar tecnologías que parecen descabelladas, pero en el mundo actual y el ritmo al que la tecnología avanza, es posible pensar que tecnologías descabelladas sean traídas al mundo real antes de lo que podríamos pensar.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.