Los ingenieros hacia el futuro

Por lo general, la ingeniería no cuenta con una gran popularidad. Con la revolución industrial, el trabajo de ingenieros se volvió fuente de prosperidad para las sociedades gracias a las máquinas de vapor y los sistemas de drenaje y de agua potable. Desde entonces, el avance tecnológico sólo ha ido en aumento, ya sea con computadoras del tamaño de un cuarto, con naves espaciales, hasta llegar a nuestros días de celulares e incluso robots. Sin embargo, aun con la gran contribución que los ingenieros hicieron para lograr todos estos avances tecnológicos, poco se ha logrado para mejorar la popularidad de la ingeniería. La carga de trabajo constante, la complejidad de ciertas materias, y la desinformación sobre la labor de un ingeniero, suelen ser las principales causas de su impopularidad. Si a esto le agregamos el hecho de que en los niveles educativos básico y medio superior no se tocan temas referentes a ingeniería aparte de algunos conceptos muy básicos en las clases de matemáticas y física, los cuales no son fáciles de comprender para el público al que van dirigidos (ya ni se diga aplicar), es normal que su popularidad decrezca aún más. Por último, si la mayoría de los jóvenes no tiene contacto con ingenieros o su trabajo antes de elegir una carrera y no obtienen la información suficiente para tomar una decisión, no es de sorprenderse que el número de aspirantes a la carrera sea tan bajo, sobre todo cuando hablamos de mujeres ingenieras.

No obstante, su mala fama puede cambiar con un mejor enfoque y más información disponible para las personas interesadas en estudiar ingeniería. Ingeniería es pensar y analizar; crear y mejorar; es decir, más que una fuente de contaminación y destrucción, la ingeniería es una fuente constante y abundante de ingresos y progreso para las sociedades. En algunos lugares, los ingenieros perciben sueldos muy altos (en Reino Unido, el 27% del PIB está representado a pagos de ingenieros) y son muy cotizados, pero la falta de interés no aumenta considerablemente. Por esto, al cambiar la imagen de la ingeniería, se puede comenzar a formar ingenieros con una nueva mentalidad de desarrollo que no sólo estén enfocados en crear, sino también en ayudar a que la sociedad evolucione y la calidad de vida cada vez sea mejor; a trabajar más estrechamente con otras áreas del conocimiento para lograr cosas aún mejores, y a ser más creativos y asertivos. Es importante que los ingenieros sientan pasión por crear e innovar con el objetivo de mejorar la calidad de vida ya que es esa pasión la que nos ha llevado a tener una cantidad impresionante de información de cualquier lugar del mundo, a un clic y unos segundos de distancia; a lograr que un correo electrónico llegue al otro lado del mundo en cuestión de segundos en vez de tener que esperar semanas a que una carta le llegara al remitente a unos cuantos estados de distancia; a viajar en cuestión de horas lo que antes tomaba uno o dos días, con medidas de seguridad para proteger y toda una red de caminos que han sido mejorados para lograr menor desgaste en los neumáticos. Sin embargo, todas estas mejoras han tenido ciertas consecuencias como lo es la contaminación y el calentamiento global junto con la deforestación excesiva que también contribuye a la desaparición de la fauna del lugar. Por eso también es importante que los ingenieros muestren conciencia en sus proyectos y consideren el impacto ambiental que estos generarán.

Por otra parte, es necesario tomar en cuenta que cada día es más y más importante la colaboración interdisciplinaria. La colaboración, impacto e influencia que la ingeniería tiene con otras ciencias como la medicina, la física, la electrónica o incluso la agricultura ayuda a la proliferación del desarrollo de la sociedad y la mejora de la calidad de vida. No sólo se trata de crear robots o arreglar computadoras, la ingeniería existe para dar solución a necesidades y problemas, y al cambiar la mala imagen que se tiene sobre la ingeniería se puede acelerar el avance tecnológico que esta área del conocimiento está continuamente generando, sobre todo en conjunto con otras ciencias. Por ejemplo, la interdisciplinariedad entre medicina e ingeniería ha dado como resultado avances médicos impresionantes como nanorobots que destruyen células cancerígenas o los grandes avances que ha tenido la cirugía robótica, ya que los nanobots involucran la cooperación estrecha de la ingeniería con la biología y la química. Las vidas de todos nosotros se ven beneficiadas con el avance tecnológico que se derivó de un trabajo conjunto entre áreas muy diferentes del saber. Si se desea continuar con innovaciones como las mencionadas, es necesario que los ingenieros estén dispuestos a colaborar de manera estrecha con áreas que se pueden creer no tienen ninguna relación, ya que esto hará que los problemas sean abordados con distintos puntos de vista.

Para que todo esto ocurra y que el número de ingenieros aumente, es necesario que la población entienda que el ser ingeniero tiene un impacto sociocultural, que el campo laboral es muy amplio en una infinidad de áreas. A su vez es necesario que los interesados amplíen su visión a campos como la economía, humanidades y ciencias sociales y trabajen en conjunto con ellos para lograr cosas mejores; que entiendan de una manera rápida cómo es que el trabajo en un equipo multidisciplinario fomenta la creatividad, mejora la capacidad de invención y abre las puertas a conocimiento de otras áreas en las cuales no se sospechaba que se podía indagar y realizar ingeniería. Creo que si los ingenieros logran tener las cualidades que menciono, podrán participar aún más, y de manera positiva, en la forma en que se realiza la toma de decisiones en la política pública y el futuro de la industria.

Contributors. (2016). Building a future for engineering. febrero 9, 2017, de Times Higher Education Sitio web: https://www.timeshighereducation.com/features/building-a-future-for-engineering

National Academy Of Engineering of The National Academies. (2004). The Engineer of 2020: Visions of Engineering in the New Century. febrero 9, 2017, de The National Academies Press Sitio web: https://www.nap.edu/read/10999/chapter/2

n/a. (n/a). Future Demand for Engineering Skills. febrero 9,2017, de Engineers Australia Sitio web: http://www.engineersaustralia.org.au/sites/default/files/shado/Representation/Government%20Submissions/Skills/05014.pdf

n4O_MB1KU4nVFc��p&�N

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.