La muerte dulce

En mi país la muerte se celebra comiendo pan dulce.

Triste pan de celebración que nos recuerda que al final, todo se consume.

Ofrecemos el alimento al muerto esperando que venga para verlo una vez más.

Pero sabemos que nunca volverá.

El muerto, está confundido, no sabe dónde hay más muerte, si en el mundo de los vivos o en el de los muertos.

Triste pan que nos dice que hasta la muerte puede ser dulce.

Like what you read? Give Eduardo Enrique Aguilar a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.