Cierto, Eduardo.
Javier García
1

Antes habían pocos inversores en start-ups, era un mundo cerrado y ahora muchos nuevos inversores están queriendo invertir . Los inversores antiguos tienen que competir con los nuevos y eso sube el precio de las inversiones, no les gusta. Es inevitable, el aumento de demanda (más inversores) el mercado reacciona subiendo la oferta, ahora aparecen proyectos de start-up como setas (mejores o peores), pero eso es solo el síntoma, no la causa. Que con la crisis mucha gente vea emprender como una solución (un mercado con alta demanda, cuando no hay apenas demanda de otras cosas, por eso es una crisis) es también una consecuencia.

Like what you read? Give Eduardo Manchón a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.