Cuba, una guía honesta
Alejandro.
545

Las experiencias personales, son eso, personales, por eso no hay manera de que nadie las pueda cambiar, solo una observación o comentario.

Cuando las moscas descubren la miel de “turista” toda la plaga, la mala plaga diría yo, te caerá encima sin descanso y harán una cortina de humo que no te permitirá ver casi nada fuera de esa nube y mucho menos conocer el afecto sincero, desinteresado y quizás hasta el “amor” que puede ser tan escurridizo en Cuba como en cualquier parte del mundo.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.