Clasificación de los juegos según Roger Caillois

Roger Caillois fue un escritor, sociólogo y crítico literario francés que en los años 50’s contribuye al estudio del desarrollo de juegos con su obra Los Juegos y los Hombres.

En esta obra plantea que en Homo Ludens, obra de Johan Huizinga, no existe una clasificación y descripción concreta de los juegos. Huizinga habla mas bien de la importancia de la función del juego en el desarrollo de la civilización. Por esto mismo se dedica a la clasificación del juego en 4 grandes áreas.

Primero hay que definir el juego, para Caillois el juego es una actividad que se caracteriza por ser libre, separada de la realidad, incierta, improductiva, reglamentada y ficticia.
·Libre: nadie puede obligarte a jugar, es una actividad libre y voluntaria.
·Separada de la realidad: se separa de la vida cotidiana en un espacio y tiempo determinados.
·Incierta: la conclusión del juego no está determinado, la duda tiene un papel fundamental.
·Improductiva: no se crea bienes ni riquezas fuera del juego, cuando se termina, las cosas vuelven a empezar como la primera vez.
·Reglamentada: tiene leyes precisas, arbitrarias, no ordinarias para la realización de la actividad.
·Ficticia: una realidad secundaria en la que se está jugando, la fantasía es el elemento principal.

Caillois hace una clasificación primaria de los juegos, en donde existen sólo dos categorías:
 ·Paidia: actividades relacionadas a la diversión, con improvisación, llenas de fantasía, comunmente conocido como el juego de los niños.
 ·Ludus:
actividades con dificultad para llegar al resultado final, conllevan ingenio, habilidad, destreza, paciencia. Tienen reglas más complejas.

Dentro de estos dos polos opuestos, encontramos una subcategoría de los juegos relacionado al predominio de la competencia, azar, simulacro o vértigo.
 
·Agon (competencia): Son los juegos que aparecen como una lucha en donde se crea una igualdad artificial, con antagonistas enfrentandose en condiciones ideales. Este tipo de juegos requiere entrenamiento, disciplina y perseverancia. Ejemplos: futbol, ajedrez.
 
·Alea (suerte): En estos los participantes tratan de salir favorecidos por el destino, tienen la función de abolir las cualidades naturales o adquiridas de los individuos dejándolos en igualdad absoluta de condiciones frente a la suerte. Es el azar. Ejemplos: Los dados, lanzar una moneda al aire.
·Mimicry (simulacro): El sujeto juega a creer, a hacerse creer o hacer creer a los demás que es distinto de sí mismo. No es reglamentado, sustituye esta característica la disimulación de la realidad y la simulación de una segunda realidad, el hacer “como si”. Ejemplos: la representación teatral y la interpretación dramática.
·Ilinx (vértigo): Reúne a los juegos que consisten en un intento de destruir por un instante la estabilidad de la percepción y de infligir a la conciencia lúcida una especie de pánico voluptuoso, es decir, los jugadores buscan aturdirse provocando la aniquilación de la realidad con brusquedad. Ejemplo: dar vueltas, Six Flags, juegos mecánicos.
Oposición entre el agon y el alea: Tenemos excepciones como los naipes o dominó que combinan al agon y el alea, puesto que la mano se obtiene por suerte y su uso es según la habilidad.

De la turbulencia a la regla: Cuando el juego adquiere una existencia institucional las reglas se vuelven parte de su naturaleza, convirtiéndose en un instrumento de cultura fecundo y decisivo. Los juegos ejemplifican los valores morales e intelectuales de una cultura, además de contribuir a precisarlos y desarrollarlos.

Roger Caillois, Los juegos y los hombres, la máscara y el vértigo, México, FCE. (1986)

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.