Se puede copiar todo menos el sentido

La esencia es imposible de copiar o adaptar.

Copiar servicios es como adaptar la música para otros contextos, otros momentos, otras personas.

Así como la Sinfonía №5 de Beethoven se compuso para ser interpretada en un contexto y para cierto público, lo mismo sucede con los servicios.

¿Suena mal la versión de Mettalica? Para los fanáticos del heavy metal seguramente sea una originalidad y suene potente (pero …)

La versión tanguera es interesante también, pero hay algo que no termina de convencer incluso por eso que siempre te remite a la versión original de música clásica. O sea, por más que lo intentemos, un servicio bien diseñado, por más que se copie y se adapte a otros públicos y contextos, siempre se experimentará como una “copia”.

Y la cumbia también, original la interpretación, pero en el fondo carece de sentido:

Tal vez el valor de estas adaptaciones (copias) sean adaptar una experiencia de gran valor a otro público que no la aprecia en su contexto original (ej: la música clásica). Tal vez sea este el primer paso para luego explorar y descubrir la esencia y, de este manera, hacer valer cada servicio en el contexto original para el cual fue diseñado (y dejar de “mentirse” con adaptaciones que no tienen sentido).

“El valor de la innovación no está en evitar que te copien, sino en conseguir que todos te quieran copiar” Enrique Dans

Artículo original del 15 de Enero de 2016

Santiago Trevisán @eidenideas

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.