Alex Raymond, el elegante

Alex Raymond y dos de sus creaciones más famosas: Rip Kirby (1946) y Flash Gordon (1934).

Inició su vida laboral como cajero en Wall Street, pero luego de la crisis mercantil de 1929, Alex Raymond (1909–1956) decidió volver a la pasión de su niñez: el dibujo. Se enroló en la Grand Central School of Art en Nueva York, y como conocía al artista Russ Westover, consiguió trabajar en su tira Tillie the Toiler. Gracias a esto, pudo entrar en el King Features Syndicate, donde colaboró en muchas tiras de forma anónima, entre ellas Blondie (Lorenzo y Pepita) de Chic Young.

Logo de King Features Syndicate, fundado en 1914 por William Randolph Hearst y Moses Koenigsberg.

Raymond empezó a destacarse dentro de la industria en 1933 cuando se le comisionó ilustrar la tira Secret Agent X-9, escrita por Dashiel Hammett.

Tira de Secret Agent X-9 (1933), dibujada por Alex Raymond.

Con la ayuda del escritor Don Moore, en 1934 Raymond creó dos tiras dominicales que se volvieron absurdamente populares: Jungle Jim y Flash Gordon.

Tira de Jungle Jim (1934), dibujada por Alex Raymond.

Fue esta última la que elevó a Raymond al panteón de los dibujantes de ciencia ficción. Creada originalmente como una competencia para la popular Buck Rogers, la historieta contaba las aventuras intergalácticas del héroe Flash Gordon y su lucha contra Ming el Despiadado. Raymond fue un innovador en su trabajo, duplicando el tamaño de cada panel para incluir más detalles y reduciendo la presencia de texto en cada cuadro para contar con más espacio y poder crear fondos más espectaculares.

Paneles de Flash Gordon (1934), dibujados por Alex Raymond.

Conforme la Segunda Guerra Mundial fue intensificándose, Raymond incluyó a sus personajes en el conflicto, haciendo que Flash Gordon regresara a la Tierra y Jungle Jim luchara contra los japoneses. Finalmente, Raymond mismo se enlistó en el ejército en 1944. Regresó a la vida civil en 1946, pero para su contrariedad, King Features no quiso permitirle retomar su trabajo con Flash Gordon, ofreciéndole en cambio la oportunidad de crear una tira nueva.

Así fue como en 1946 nació Rip Kirby, la historia de un ex-marino (como Raymond), que regresa a la vida civil para convertirse en detective. Además de contar con un estilo único, la tira rompió con muchos clichés del género detectivesco: el personaje tenía una relación amorosa estable, no resolvía todos sus casos a trompadas e inclusive ¡usaba anteojos!

Paneles de Rip Kirby (1946), dibujados por Alex Raymond.

Más de medio siglo después de la muerte de Raymond, su legado sobrevive. Incontables artistas, incluyendo leyendas como Bob Kane (Batman), Joe Schuster (Superman) y Jack Kirby (creador de incontables personajes para Marvel) han declarado al autor como una decisiva influencia en el desarrollo de sus carreras creativas. Entre ellos se incluye George Lucas, quien se basó en Flash Gordon para crear su afamada Star Wars.