Batman y los Robins

En el sentido de las agujas del reloj, empezando desde arriba: Dick Grayson (Nightwing), Jason Todd (Red Hood), Tim Drake (Red Robin), Damian Wayne (Robin). Arte por Patrick Gleason.

Al poco tiempo de escribir el cómic de Batman, Bill Finger comenzó a aburrirse de las limitaciones de escribir para un personaje solitario, así que en 1940 propuso crearle un compañero al Hombre Murciélago, para que tuviera alguien con quien poder interactuar y así contar la historia de una forma más dinámica. La presencia de un personaje adolescente también haría el cómic más atractivo a la juventud. Al dibujante Bob Kane le pareció la idea, y asi nació Robin.

Primera aparición de Dick Grayson como Robin en Detective Comics #38 (1940). Portada por Bob Kane.

Hay quienes asocian el rol del Joven Maravilla únicamente con Dick Grayson (o Ricardo Tapia, como se le conoció en Latinoamérica), lo cual se comprende pues fue el primero y quien ha ocupado el puesto por más tiempo. Sin embargo, Grayson abandonó el papel en 1984 para convertirse en Nightwing, y desde entonces el rol ha sido desempeñado por múltiples personajes.

Jason Todd, el segundo Robin, fue caracterizado como un joven turbado, rebelde y difícil, lo que no lo congració con los fans, que votaron por eliminarlo y Jason murió a manos del Guasón como parte de la historia A Death In The Family, en Batman #428 (1988). Fue el primer Robin en morir en el cargo, y este hecho marcó profundamente al universo DC, creando un Batman mucho más oscuro y atormentado. A diferencia de otros personajes de comics que son resucitados al poco tiempo (como Superman), Jason Todd permaneció muerto casi 20 años antes de revivir como Red Hood en el evento Infinite Crisis (2005).

Muerte de Jason Todd en Batman #428 (1988). Arte por Jim Aparo.

Tim Drake asumió el puesto en Batman #442 (1989). Se ha destacado por ser el más cerebral de los Robins y ha sido tan popular que recibió su propia serie en 1993.

Tim Drake como Robin en su serie homónima (2011). Portada por Brian Boland.

Desde 2006, el Robin actual es Damian Wayne, el hijo perdido de Bruce Wayne, entrenado desde la cuna como asesino por su madre, Talia al Ghul, pero rehabilitado por su padre.

Damian Wayne junto a su padre. Batman and Robin #1 (2009), por Frank Quitely.

El papel también ha sido desempeñado por mujeres. Carrie Kelley fue la primera Robin de la historia y apareció en el icónico The Dark Knight Returns (1988), de Frank Miller, que toma lugar 25 años en el futuro. Stephanie Brown fue Robin por un breve tiempo, pero los eventos Flashpoint y The New 52 borraron el período de Brown como Robin de la historia.

Carrie Kelley y Stephanie Brown.

La relación entre un héroe adulto y compañeros adolescentes no ha dejado de causar controversia, pues se le ha acusado de tener tintes homosexuales. Esto fue señalado por vez primera por el doctor Frederick Wertham en su libro Seduction of the Innocent (1954).

El dúo dinámico en World’s Finest Comics #59 (1952). Arte por Bob Kane.

A pesar de la polémica (o tal vez a causa de la misma), Batman y Robin sigue siendo uno de los dúos de superhéroes más populares de la historia.