¿Qué es más importante? ¿La dieta o el ejercicio?

Siendo un simple ególatra que solo quería verse bien, siempre me he hecho esta pregunta: ¿Qué tan importante es la dieta en relación al ejercicio cuando quieres estar en forma? Siendo simplemente un curioso del fitness intenté resolver esta duda experimentando. Siempre cuando me planteaba metas para estar en forma pensaba que estas dos cosas eran igual de importantes. Incluso a veces sentía que el ejercicio era aún más importante ya que era la manera en como quemas calorías. Mi lógica era la siguiente : “Si hago más ejercicio, quemaré más grasa, hasta puedo comer lo que quiera en ese día sin incrementar mi peso”.

A simple vista el argumento tiene sentido sin embargo me lleve una gran sorpresa cuando profundice en el tema. Hice un pequeño análisis suponiendo el siguiente plan:

- Una dieta balanceada de 2000 calorías con 5 comidas diarias.

- Hacer dos horas de ejercicio diario de 250 calorías por hora 5 días a la semana. (-500 caloría por día)

Esto es obviamente un caso muy general y comprendo que la nutrición es mucho más compleja que estos simples números. Sin embargo a mí me ayudó a darme una idea para saber qué es más importante. Al ver estos números lo primero que me di cuenta es que la parte de nutrición se hace 5 veces al día sin descanso toda la semana. Mientras tanto el ejercicio a duras penas se realiza dos horas al día y solo ciertos días de la semana.

Romper la dieta vs Romper el Ejercicio

Un día de flojera en la disciplina de la dieta y fácilmente esas 2000 calorías pueden convertirse en 4000 con unas cervezas y una pizza. Sin embargo si faltas a hacer ejercicio representa no quemar 500 calorías en ese día; la DIETA afecto 4 veces más a tu balance de calorías!

Así que si tenemos que decidir si cual de los dos es más importante para bajar de peso, está claro que por la recurrencia con la que lo hacemos y por la cantidad de calorías que representa en nuestro día, lo que comemos es más importante que el ejercicio. Personalmente cuando decidí darle prioridad a la dieta antes que al ejercicio, fui más consistente y mucho más enfocado. Anteriormente me sentía muy culpable cuando no iba al gimnasio por lo que arruinaba mi dieta al pensar que de todas formas había arruinado el 50% del objetivo. Esto ya no paso más, podía faltar al gimnasio perfectamente y saber que si seguía con mi dieta en el día había cumplido con el 80% de la meta.

De nuevo repito, este análisis viene desde mi humilde experiencia como ególatra vanidoso intentando verse bien sin playera. Tal vez esto era un punto bastante obvio para muchos, pero tal vez a un alma perdida como yo le sirva.

Lecciones

- Priorizar y enfocarse en lo más importante antes que intentar hacer todo a la perfección.