Cuando no es tan fácil quererte

Cuando comencé a escribir este artículo me invadía la angustia de saber de qué hablar, ¿Cómo abordar la autoestima? Por experiencia sé que es un tema tan común pero tan difícil de manejar, ¿Cuál es la correcta cantidad de autoestima? ¿Cuándo tengo baja autoestima? ¿Cuándo me excedí de autoestima y caí en la vanidad? ¿Quién conoce todas las respuestas a estas preguntas? Sin duda hablar de autoestima, especialmente en mujeres, es un tema complicado pero imprescindible, es por eso que me brotó la idea del título… Cuando no es tan fácil quererte.

¿Alguna vez te has preguntado a ti misma si en verdad te quieres? ¿En verdad te aceptas? O ¿Hay algo que quisieras cambiar de ti misma? Si yo me hiciera esas preguntas diría ¡Claro que sí! Claro que si cambiaría muchas cosas… mis poros abiertos, mi ceja sin forma, mi vientre no plano… mis piernas gordas, etc… Porque claro tengo mil defectos por eso no es tan fácil quererme a mí misma, por todos estos defectos con los que cargo ¿Quién se fijaría en mí? ¿Cómo podría yo gustarle a la gente si soy una persona “normal”? No tengo el cuerpo de las modelos, ni la ceja perfecta o el cutis hermoso… ¿Tienes defectos como yo?…

¡Claro! Porque eres un ser humano, pero un ser humano hermoso lleno de habilidades y virtudes que te hacen ser extremadamente especial y no a pesar de tus defectos… si no con todos tus defectos eres increíblemente especial… ¡La mujer más hermosa! Y así deberíamos de sentirnos todas, pero estamos tan bombardeadas con tantas imágenes de cómo debería de ser la mujer perfecta que nos hemos olvidado que somos completa y hermosamente perfectas, porque somos la creación más hermosa y no valemos en función de cómo somos si no de lo que somos…

Hoy te invito a quitarte tus máscaras y desnudarte, aceptarte y amarte, percibirte como lo que eres… la mujer más hermosa del mundo, porque así fuiste creada. Te invito a ser luz y con tu luz iluminar a más personas…

Recuerda que como Eleanor Roosevelt un día dijo “Nadie te puede hacer sentir inferior sin tu consentimiento” No te des permiso de menospreciar lo valiosa que eres.

Con mucho cariño, una persona que le costo quererse a si misma..