2015

Hace 3 años te conocí, no diré nombres no hace falta. A partir de ese día mi vida simplemente empezó a mejorar. Me acuerdo de aquel día como si fuera hoy, de como me pediste que fuera algo más, del mensaje que me enviaste al móvil, lo recuerdo porque estaba en clase de armonía y vi un número raro y al final del sms ponía atte: tu novia, la verdad eso me hizo mucha gracia. También recuerdo la primera vez que te canté, casi obligada por ti, “coleccionista de canciones” y la primera canción que me pasaste para escuchar, “corazón sin cara”, la letra de esa canción me encantó, porque dice lo que es el amor en sí, amar a una persona sin importante su delgadez o gordura, su color de piel o sus defectos. Y tú me has demostrado que lo haces, me quieres tal y como soy, que sí tengo cosas buenas pero también tengo muchas cosas malas y tu me haces mejorarlas. Yo te amo tal y como eres y espero hacer todo lo que tú haces por mi. Me viene a la memoria la primera vez que hablamos, la primera vez que pusimos la web cam pero sin duda recuerdo el momento en que nos vimos en persona, yo estaba super nerviosa y no paraba de decir tonterías y tu simplemente te reías, en el coche mi madre por el retrovisor me dijo “dale la mano” y yo simplemente estaba bloqueada y sólo pude acertar a ponerla cerca de la tuya para que tú la sostuvieras, ahí fue cuando mi estado pasó de nerviosismo a paz absoluta. El hecho de tenerte entre mis brazos y acariciarte el pelo, la verdad, pensaba que te dormías. Pero lo que más recuerdo, lo que más me pone los pelos de punta, lo que me hace tener y sentir todavía un cosquilleo es tu beso, el único, pero el suficiente como para saber que te amo más que todo, más que a nada, mis labios se encogen al recordarlo. Me has marcado, te llevo conmigo en el corazón, no sales de mi cabeza, si mi cerebro fuera google, en el historial de búsqueda sólo estaría tu imagen. En los peores momentos siempre has estado y me has ayudado a mejorar, y me apoyas en cada momento y yo espero que pienses lo mismo de mi, mi niña. Sé que en más de una vez hemos peleado y más de una vez te he hecho daño pero también eso nos hace mejorarnos y amarnos más. A pesar de la distancia y de lo dificil que es este amor, confio plenamente en que saldremos ganando. No olvides que estoy para ti. Te amo.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.