La conocida marca de maquinillas Gillette demanda a la Osteopatía.

Dice que el único test de Gillette (pronunciado Yilet) es el que ellos hacen para comprobar la calidad de rasurado de sus maquinillas, según el cual meten más o menos cuchillas.

Alegan que el hecho de que en Osteopatía este se escriba como “Gillet” en lugar de “Gillette” no aporta nada ya que suenan igual y puede confundir.

La confusión de nombre puede causarles un daño indirecto en el cual la baja fiabilidad del “Test de Gillet” se asocie a una mala calidad de su marca de cuchillas.

La empresa pide una cuantiosa cantidad por el uso de este fonema, ya que al sonar conocido ayudaba a dar fiabilidad a un test que no tiene fiabilidad alguna. “Han usado nuestro nombre conocido en su beneficio” Además alegan que ahora que cada vez se comprueba más la fiabilidad de test y técnicas en Fisioterapia y se sabe que el Test de Gillet sirve más bien para poco, puede causarles un daño indirecto en el cual la baja fiabilidad del “Test de Gillet” se asocie a una mala calidad de su marca de cuchillas.

Seguiremos informando,