La visita del ministro Gaona a Curuguaty

Sin dudas la visita del ministro de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), Ramón Giménez Gaona al departamento de Canindeyú, específicamente a la ciudad de Curuguaty en la mañana de este jueves, deja una nueva esperanza en la población que sufre el principal factor de la falta de desarrollo, que es la falta de camino de todo tiempo. A pesar de que los convenios en ocasiones sirven solo como una figura decorativa para dejar recuerdos en las tomas fotográficas entre los suscriptores, sin embargo, el momento político que involucra a los principales actores del poder político de la zona, con miras al 2018, será un factor muy importante para la realización de los proyectos escritos en el convenio firmado entre el ministerio de obras, la gobernación y municipalidades de los 13 distritos del departamento.

Cada quien debe justificar ante el pueblo el puesto para el cual fueron electos en la posibilidad de que vuelvan a postularse a un cargo lectivo en el 2018. Tanto el gobernador Alfonso Noria como la diputada Cristina Villalba estarían aspirando volver a competir en las próximas elecciones nacionales, y quienes deberán batallar para hacer llegar los beneficios a cientos de familias pobres y sin camino, pero con muchos votos a la hora de la puja electoral.

El ministros Giménez Gaona dijo que el gobierno está invirtiendo unos 153 millones de dólares en Canindeyú, 183 kilómetros de nuevas rutas, construcción de puentes de hormigón armado, empedrados, señalización de la capa asfáltica y limpieza de la franja de dominio. También dijo que la institución licitó para la compra de unas 200 motoniveladoras de manera a recuperar un radio de 10 mil kilómetros de rutas vecinales, que posteriormente deberán ser mantenidas por los gobiernos regionales en conjunto con la MOPC.

Las palabras del ministro transmiten mucha esperanza, especialmente en el sector de los mas pobres quienes sufren la falta de precios a sus productos y las diversas dificultades para hacer llegar el fruto de sus trabajos hasta los puestos de ventas. Lo que no debemos olvidar, es que ya se había declarado emergencia en la zona norte del país meses atrás, y en aquella oportunidad se destinaron 12 millones de dólares cuyo destino hasta ahora es incierto, a considerar por las pocas obras ejecutadas en dicho marco, por no decir absolutamente nada. No debo ser pesimista, pero la realidad me obliga a decir la verdad; ojala esta vez el convenio no sirva solo para las fotos, y se haga efectiva la ejecución de los proyectos a favor de la ciudadanía.

Like what you read? Give Elias Cabral a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.