Iniciativa para limitar cobro de comisiones por parte entidades financieras

El grupo parlamentario de Morena en el Senado de la República presentó el 8 de noviembre pasado una iniciativa de ley para limitar los cobros de comisiones por parte de entidades financieras (la “Propuesta”). Recordemos que entidades financieras son tanto las instituciones de crédito como las sociedades financieras de objeto múltiple reguladas y no reguladas, las sociedades financieras populares, las sociedades financieras comunitarias, las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo, las entidades financieras que actúen como fiduciarias en fideicomisos que otorguen crédito, préstamo o financiamiento al público, las uniones de crédito y las instituciones de tecnología financiera.

Conforme a la Propuesta, se modificarían los artículos 4 Bis de la Ley para la Transparencia y Ordenamiento a los Servicios Financieros (“LTOSF”) y 48 de la Ley de Instituciones de Crédito, con el objeto de que las entidades financieras, a partir del día siguiente de la entrada en vigor de esas modificaciones, se encuentren imposibilitadas para realizar el cobro comisiones por los siguientes conceptos (además de aquellos ya establecidos originalmente por la LTOSF):

· Por operaciones de consulta de saldo y retiro en efectivo en cajeros automáticos internos;

· Por no facturar monto mínimo a comercios que hacen uso del producto de terminal de punto de venta;

· Por reposición de plástico bancario por robo o extravío;

· Por emisión de estado de cuenta adicional y/o impresión de movimientos;

· Por aclaraciones improcedentes de la cuenta derivados de movimientos o cargos no reconocidos;

· Por disposición de crédito en efectivo;

· Por conceptos anualidad de tarjetas de crédito;

· Por solicitud de estado cuenta de meses anteriores en sucursal y vía telefónica;

· Por transferencia a otros bancos, exitosa o no;

· Por adquisición o administración de dispositivos de seguridad para la producción y utilización de contraseñas de uso único;

· Por el mantenimiento de saldo mínimo para exentar manejo de cuenta o membresía; y

· Por cheque de caja, girado y certificado.

Asimismo, la Propuesta establece que las entidades financieras no podrán cobrar comisiones por pago tardío de un crédito, no pago, o cualquier otro concepto cuando se cobren intereses moratorios durante ese mismo periodo. Agrega que se suspenderá el cómputo de intereses moratorios dentro de los primeros cinco días hábiles posteriores al vencimiento del plazo límite de pago establecido en el contrato entre el usuario y la institución financiera. La Propuesta no es clara sobre esto último: parece indicar que la suspensión está relacionada con el cobro de comisiones tardías, es decir, como una sanción por incumplimiento de esa norma que las prohíbe; sin embargo, una interpretación literal podría significar una prohibición general de intereses moratorios en los contratos celebrados con entidades financieras, por lo menos en los contratos de adhesión.

El Banco de México y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, establece la Propuesta, deberán determinar esquemas tarifarios que permitan reducir anualmente el cobro de comisiones por retiro y consulta de saldo a los usuarios en operaciones interbancarias.

La Propuesta viene acompañada de un informe donde se menciona la falta de balance que, en opinión de los legisladores, existe en los ingresos de las entidades financieras por concepto de comisiones frente a otras fuentes de ingreso.

Es posible que la Propuesta todavía sufra varias modificaciones durante el proceso legislativo y no es posible determinar en este momento si llegará a convertirse en ley. Hay aspectos que pensamos podrían mejorarse de la misma, como los artículos transitorios para efecto de otorgar plazos razonables para modificar contratos de adhesión de entidades financieras, mencionar supuestos en los que sería válido el cobro de las mismas dependiendo del tipo de cliente y de servicio (por ejemplo reconocer que existen contratos con clientes sofisticados), obligar a Condusef y a Banco de México a modificar sus disposiciones secundarias en plazos determinados, evitar que existan comisiones ocultas por recaracterización de intereses o servicios u otros conceptos similares, entre otros.Por otra parte, dese el punto de vista práctico la Propuesta podría representar una afectación importante a la industria bancaria debido al porcentaje de ingresos que obtienen por conceptos que quedarían prohibidos al entrar en vigor esta nuevas reglas.

Eliseo Vite Franco

www.vitemendozaabogados.com

e.vite@vitemendozaabogados.com