Renuncié
Karen Cota
35738

Por desgracia no es la primera, ni será la última, ocasión en que la directiva de un medio se deja enmendar la plana para el provecho y beneplácito de quienes ostentan el poder político. Incluso durante la alternancia panista —cuando aún se celebraba el triunfo de la supuesta democracia en México — la revisión cuidadosa de contenidos por parte de algún político era rutina cotidiana en al menos alguna redacción de diario con circulación nacional. Aunque para muchos la manipulación desinformativa ya no resulte sorpresiva, no deja de ser indignante; son numerosas las filas de lxs periodistas que aceptan, callan y cobran, pero saber que aún existen profesionales de la información con el valor e integridad para renunciar y denunciar es muy esperanzador. Mucha fuerza y éxito.

Like what you read? Give Eliud Delgado a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.