Si hay algo odioso en todo emancipador es no reconocer su incapacidad de respetar lo inédito y aprender de ello. 5 segundos después del asombro, ya están matándolo con sus fórmulas viejas de liberación.

Like what you read? Give El Uliteo a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.