El camino largo

Pocas veces he visto el fin del mundo en los ojos de una persona, la mayor parte de las veces los he visto solo en los de una chica cuando esta en cama y concibe el amor por primera vez, ese amor tan silvestre que empieza con la ropa cayendo, inmadura en un abrazo de pechos desnudos, piel que invade el frío y la madrugada susurrando plegarias a las vigas de un edificio viejo, después acostarse con alguien es en su mayoría sonrisas, en el mejor de los casos un buen acuerdo, cosas sin sentido que llenan espacios para que la existencia no sea aburrida, así que todos se van conformado con una existencia de quincenas y esperar al amor de su vida, pero no llega siempre, casi nunca; y hay que conformase con los hijos, quizás ellos si encuentren ese amor que tanto necesitamos.

Tomemos el camino mas difícil, llegaremos casi muertos a donde nos lleve el camino fácil pero algo tendrá sentido. Los libros, la música, la idea de conseguir algo, las personas que encontraremos en esos días o la soledad que nos mato sin poder llegar, saltemos al barranco mas profundo, vivimos en el edificio que esta a punto de colapsar antes del gran temblor, amemos a quien nos va a rechazar, escribamos sin pena, sin que nos preocupe si lo va a leer nuestra madre, la novia, el sacerdote que te puede dar la llave del cielo, quien quiere ir al cielo cuando venimos del infierno.

Si no nos queda otro remedio hagamonos viejos y veamos tantos lugares como sea posible, amemos de todas las formas que se nos ocurran, probemos alcohol, rompamos nuestro corazón, hagamos trizas nuestro corazón, olvidemos la tregua del corazón, trepemos los días, llegamos al final con una historia… decente.

Hay muchos fragmentos, estos son los míos, pero faltan otros que están en el camino, regados como piedras con las que tropezaremos porque eso es seguro, seguiremos tropezando, seguiremos buscando a tientas una mano, un cuerpo desnudo, seguiremos creyendo que hay algo mas y mas grande, que hay una muerte juntos, que hay mejor música por descubrir, mas lugares que visitar y una vida convencidos de que la siguiente vez no será mejor que esta. Hay mas fragmentos en esta recopilación pero debemos tener cuidado, con tanto por venir podemos caer en hacer demasiado y no hacer nada bien, así que escoge bien a una mujer y trata de ir con ella a todos lados.


¿Dónde estás ahora? Mira bien a tu alrededor y pregúntate: ¿en qué parte del camino estás? ¿Lo estás disfrutando?
Aún estás a tiempo.