¿Y si salir de compras ayudara a curar enfermedades?
Guillermo Peris
131

Con todo, el problema que veo de fondo es que no deja de haber ese hueco del placebo que la medicina no está rellenando de forma tan eficaz como lo hacen las pseudoterapias alternativas/complementarias/integrativas que se lanzan en masa para taparlo. Sabemos que rellenar ese hueco con un placebo cualquiera mejora los pronósticos de los pacientes. También sabemos que recetarlos sin avisar al paciente de que son placebos no es ético, ni mucho menos lo es (aunque se haga por cantidades ingentes de, por ejemplo, médicos que recetan homeopatía por incompetencia) haciéndoles creer que “funcionan”. Recientemente en Nature se publicaba el “pues no es tan malo cuando realmente ayuda y si se lo quitamos, eso que pierde el paciente” y tiene razón en que seguirá quedando un hueco que volverá a rellenar la próxima tontería de moda, que les derivará de la realidad en a saber qué dirección (quizá hacia la papiroflexoterapia cuántica).

Así que estaría muy bien que, de forma más o menos sistematizada, se pensara desde el ámbito sanitario qué hacer para rellenar ese hueco para que los pacientes, que al fin y al cabo somos personitas, se sientan cuidados y tranquilizados sobre todo en esos momentos de vulnerabilidad, y quitarle ese hueco de una vez por todas a los aprovechados parásitos de la salud.