Yo paleo, tú paleas, él palea

¡Hola a todos! ¿Todo bien? Hoy os traigo una nueva reflexión sobre la moda de lo “Paleo”. Hablemos de lo paleo. ¡El paleolítico va a llegar!… perdón.

El término “paleolítico” fue creado por el arqueólogo John Lubbock allá por 1865 como contraposición al neolítico. Y ¿qué caracteriza el período paleolítico? Pues tenemos 4 puntos principales:

1-fabricación y utilización de herramientas de piedra tallada. Es decir, se dejó de gritarle a los árboles y a los animales como método para cortarlos o descuartizarlos.

2-la práctica de la depredación (caza, pesca y recolección). Como saquear la despensa de mamá naturaleza.

3-el nomadismo. Hoy lo llaman flexibilidad laboral, pero es el “ir con las maletas a otra parte porque aquí ya nos hemos comido los frutos del bosque (ver punto dos)”

4-la aparición de las primeras manifestaciones artísticas, como son las pinturas rupestres y las esculturas de piedra o hueso. Graffitis hechos con carbón y arcillas muy resultones y que dan a tu abrigo o cueva un toque personal #Interiorismo #decoración #DiY

Bien, parece que desde el paleolítico han cambiado muchas cosas, pero al igual que las hombreras, los tops por el ombligo y los zapatos con plataforma, tenemos un revival. Un paleo revival. Y sí, me refiero a cosas como: paleo dieta (aquí hay risas garantizadas), paleo training (nunca el arte de correr por el monte requirió de una visita al decathlon), y otras ocurrencias con el sufijo paleo. No quisiera pecar de tiquismiquis (un poquito sí, si me lo permitís) pero una vez más os están vendiendo la moto.

Os propongo dos ejemplos:

Paleo barritas: sí, este producto existe, lo podéis adquirir en establecimientos tipo herbolarios, tiendas de dietética y lugares similares. La gran mayoría están compuestas por frutos secos y fruta liofilizada aparte de cacao, semillas, etc. Existen las paleo barritas con sabor a piña colada en paleobull.com (If you like piña paleo, and getting caught in the rain…). Por suerte y en la mayoría de las recetas, no he visto utilizar cereales porque: depredación (ver punto dos).

Utensilios del paleolítico: os prometo que esto existe de verdad. El diseñador sueco Erik Bele sacó a la venta una herramienta de cocina, realizada en piedra acrílica con superficie no porosa para su uso alimentario. Esta herramienta de corte va acompañada de una tabla con diferentes oquedades para realizar diferentes tareas: cortar, machacar o moler. Podéis encontrar semejante maravilla en la web del diseñador “erikbele.com” por el módico precio de 200 €. Sí. 200 lereles por una piedra y una tabla con hoyos. Pero ¿cómo vais a cocinar recetas paleo sin una herramienta adecuada? ¿Eh, almas de cántaro?

Si vuestro deseo es vivir una experiencia paleo absoluta, es decir correr por el bosque, cazar animales despellejarlos y cocinarlos y, sobretodo, vivir la gran experiencia de ¿esta seta es comestible, o será de las que acabaron con nuestro querido chamán?, por favor, lanzaos a la aventura.

Pero si lo que queréis es ampliar vuestras costumbres culinarias, degustar nuevos cereales o mejorar vuestra vida con ejercicio, no lo llaméis paleo dieta o paleo training. Llamadlo marketing.

Written by

Cosas varias que corretean por mi mente. No afiliada a los Boy Scouts de América. Su tabaco, gracias.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store