Cartas al lector [uno]

¿En dónde está Julián? ¿Lo has visto? Hace meses que no sé de él.

Querido lector:
Debo contarte que Julián es un conocido, bueno, más que un conocido; es un hombre que ha tenido una gran influencia en mi vida. Siempre estuvo en los momentos difíciles, Julián es un gran consejero, la verdad no sé que hubiera hecho sin él.
Fue él quien me enseño a escribir, fue él quien me enseño a reir cuando no se puede reir. A vivir cuando no se puede vivir.

La última vez que lo ví, fue en un parque de por aqui de la ciudad; estabamos sentados en una banca. Contemplabamos los árboles, la gente. Intercambiábamos ideas, pensamientos. Julián tiene cabello oscuro, es ligeramente más alto que yo. Se rie de las cosas que simplemente no tienen sentido; es tranquilo e intenso al mismo tiempo.

Él me enseño a utilizar los puntoycoma, me demostró el significado de la palabra lealtad; de la amistad.

En fin, si lo ves por ahí dile que se venga a echar una platicada. Cuéntale de ti, de lo que ha estado sucediendo últimamente en tu vida. Platicale de esas veces que te salías al patio trasero de tu casa, te tirabas en el pasto y te ponías a ver las estrellas. Cuéntale del último libro que leíste; porque de seguro tiene algo que contarte al respecto.

Like what you read? Give G. González a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.