El consumo privado sigue al alza

El consumo privado representa el gasto que realizan las familias en bienes y servicios de consumo, mismo que en el primer trimestre logró crecer 3.1% anual, su mejor tasa en casi cuatro años. Lo que puede verse es que el reciente incremento de la inflación aún no ha afectado de manera significativa sobre el consumo; en todo caso, el aumento del empleo en este periodo ha logrado contrarrestar los posibles efectos derivados de la reciente disminución de los salarios reales. Este resultado es muy positivo, ya que refuerza la hipótesis de que el mercado interno sólo se desaceleraría hacia la segunda mitad del año, cuando probablemente la inflación se ubique en su punto más alto y el empleo empiece a desacelerase.

El avance del consumo privado, que representa alrededor de dos tercios de la economía, se está dando en condiciones en que la inversión sigue estancada, mientras que las exportaciones e importaciones de bienes y servicios crecen a tasas elevadas y similares, con un efecto neto casi nulo sobre la actividad económica. Lo anterior significa que, para efectos prácticos, sólo el consumo privado está sosteniendo a la economía, ya que el avance del consumo del gobierno es modesto. En otra vista de la economía, a nivel sectorial, sólo los servicios, que está asociados al mercado interno, están sosteniendo al crecimiento económico, ya que el sector industrial está en un virtual estancamiento. Es decir, las industrias cuyas ventas están orientadas al mercado interno siguen siendo favorecidas por esta buena evolución del consumo privado.

Si la inflación y las tasas de interés siguen elevándose, eventualmente el consumo privado sería afectado por estos hechos, por lo que basar el crecimiento de la economía sólo en el consumo privado representa un gran riesgo para el país. La forma más segura de diluir este riesgo es impulsar la inversión, como el mecanismo más efectivo para lograr que el PIB crezca a tasas elevadas.

Like what you read? Give Monitor Económico a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.