The Drone Age. Special Report. TIME : Education & Blockchain

Educación reglada y obligatoria prusiana, Fascismo, Democracia, Gobierno Abierto & Blockchain

Dubai, a favorite skyline of drone photographers. Bachir Moukarzel in Time
Surfers avoid riptides off Australia’s southwestern coast. Travis Marshall in Time

El Time, magazine, ha sacado un especial titulado “Los drones están aquí para quedarse. Acostumbrarse a ello”, que nos presenta así Alex Fitzpatrick el 31 de mayo de 2018:

“Cuando el huracán María azotó a Puerto Rico en septiembre pasado, arrasó la red eléctrica de la isla y los sistemas de comunicaciones. Durante semanas, muchos de los aproximadamente 5 millones de puertorriqueños que viven en los Estados Unidos no pudieron comunicarse con sus seres queridos. Mientras que los grupos de recuperación trabajaron para restablecer la energía y entregar ayuda, los proveedores celulares se apresuraron a reparar sus redes. Para que su servicio vuelva a funcionar, AT & T intentó algo nuevo: el Flying COW, un dron atado que emitía señales de datos móviles de hasta 40 millas en todas las direcciones.

“Tan pronto como lo encendimos, la gente simplemente comenzó a conectarse a él al instante”, dice Art Pregler, director del programa de sistemas de aviones no tripulados de AT & T. Su equipo operaba el Flying COW, abreviatura de “célula sobre ruedas”, del estacionamiento de un Walmart en la isla, que proporcionaba la conexión a Internet para la torre celular aerotransportada”(…)

Este especial del Time, de una tecnología reciente que se ha hecho tan popular como el Blockchain nos ha recordado que, siempre solemos estar rodeados de adoradores , de evangelistas, sobre todo en el campo tecnológico, con sus guerras entre tipologías y visiones, con sus facciones, defensores de bitcoin frente a litecoin, o de ethereum frente a cualquier otra. Enfocando y haciendo depender de una manera obsesiva, de una determinada ideología el avance dentro de un campo. Siempre llega algo nuevo que va a “revolucionar” la educación, que se yo, que si el Flipped Learning, que si el constructivismo, que si el Blockchain, que si tal tecnología u otra, que si las pizarras interactivas, que si la educación expandida, que si el aprendizaje por proyectos, que si el e-learning, que si el concepto de innovación, que si las pedagogías invisibles, que si la eliminación de las clases, que si … pero la verdad es que esas perspectivas simplistas nos hacen sobre todo comprender, que más allá que lo que cada una de ellas nos quiera vender, la pluralidad y complejidad -que no es lo complicado- de una de las actividades del hombre imposible de dejar de lado, queramos o no: el aprendizaje y el conocimiento se nos antoja un poco más multidimensional. Y desgraciadamente, demasiado afectada por “maquinarias ideológicas impositivas” siempre previas .

En España, hemos tenido 40 años, y algunos mas de regalo, de una educación fascista, fruto de la única spanish revolution que ha tenido éxito siempre, una revolución y un régimen fascista, dirigida con mano de Hierro por un dictador y otros militares, que nos imponía una religión, un credo, una forma de pensar, una forma de educar, una forma de segregar donde las mujeres no tenían ningún derecho , (por no poder no podían ni firmar cheques, lo hacía el marido, excepto parir y criar hijos ) una forma de actuar, una forma de ser , de estar en el mundo … que aún hoy permea el pensamiento, -se educaron en ese sistema-, de la mayoría de nuestros líderes.

Niñas segregadas en escuelas fascistas españolas brazo en alto, saludo clásico fascista. Adoctrinamiento

Aquí hay que recordar las palabras de George Orwell y G. K. Chesterton , que os dejamos ilustradas en estos dos twitts:

Esa transformación a la que aludimos, que no revolución, será, -y está siendo permanentemente- el sumatorio de las tecnologías emergentes -y en ellas incluimos artefactos ideológicos, organizativos y políticos- , y su impacto será un impacto combinado en despliegue de la transformación de la educación en el siglo XXI. Que indudablemente, y esa es su virtualidad histórica, será algo más que un simple cambio metodológico, técnico, tecnológico, pedagógico, administrativo y de gestión, sobre todo en un campo que no ha sufrido una revolución tan disruptiva desde la llegada de la enseñanza reglada y obligatoria en centros de enseñanza con el modelo prusiano. Este se basó en la idea de que todos los niños debían de ir a la escuela, superando una escalera de niveles y diplomas obteniendo cierto conocimiento, con el “pretexto” , “excusa” u “objetivo -según se mire- de prepararlos para el mundo moderno.

Aquí os dejamos un extracto de un famoso documental sobre educación titulado “La educación prohibida” , con el que diferimos, desde muy distintos puntos de vista, caminos y perspectivas educativas, políticas y pedagógicas.

Pero esa crítica tendremos que dejarlo para otro artículo, que se nos está alargando en exceso el discurso, Terminaremos, pero no sin antes extraer una frase de un filósofo, filólogo del siglo XIX , que resumía lo que había que hacer en educación de una manera muy -aparentemente- sencilla, y que sigue siendo desde que leimos ese texto, para nosotros un referente. Hoy andamos creando educativamente hablando parece que el objetivo es crear personalidades débiles, líquidas, blandas, y quizá sea el momento , con el cambio brutal que se nos viene encima con la mundialización , de forjar “voluntades fuertes” , que no totalitarias.

Nietzsche lo expresaba muy claramente en “El crepúsculo de los ídolos… o de como se filosofa a martillazos .. o como se filosofa con el martillo “ (1887):

5
En la Alemania de hoy, nadie es ya libre de dar a sus hijos una educación aristocrática: todas nuestras escuelas «superiores» están organizadas para la mediocridad más equívoca, en su profesorado, en sus planes de estudio, en los objetivos de su enseñanza. Y en todas partes reina una prisa indecorosa, como si el joven llegara tarde a algo cuando no ha «terminado» ya a los veintitrés años, cuando no ha respondido aún a la «pregunta fundamental» de qué profesión desempeñar. Permítaseme decir que a un hombre que pertenece a un tipo superior no le gustan las «profesiones», precisamente porque sabe que tiene una vocación. Dispone de tiempo, no se le ocurre pensar que ha «terminado»; en relación con una cultura elevada, a los treinta años se es un principiante, un niño. Esos Institutos repletos de jóvenes y esos profesores nuestros de Instituto sobrecargados de trabajo y embrutecidos, constituyen un escándalo. Puede que haya motivos para defender una situación así, como hicieron hace poco los profesores de Heidelberg, pero lo que no hay son razones.

6 De acuerdo con mi forma de ser, se me induce a afirmar y sólo indirectamente, sólo en contra mía a contradecir y a criticar, voy a señalar ahora las tres tareas para las que se necesitan educadores. Se ha de aprender a ver, se ha de aprender a pensar, y se ha de aprender a hablar y a escribir: el objetivo de estas tres cosas es una cultura aristocrática. Aprender a ver es acostumbrar los ojos a mirar con calma y con paciencia, a dejar que las cosas se acerquen a nosotros; aprender a no formular juicios precipitadamente, a dar vueltas en torno a cada caso concreto hasta llegar a abarcarlo. Lo primero que hay que aprender para alcanzar la intelectualidad es a no responder inmediatamente a un estímulo, sino a controlar los instintos que ponen trabas, que nos aíslan. Aprender a ver, tal y como yo lo entiendo, equivale prácticamente a lo que el lenguaje no filosófico llama voluntad firme, cuyo aspecto esencial es poder negarse a «querer», poder aplazar la decisión. Todo lo no espiritual, todo lo vulgar radica en la incapacidad de oponer resistencia a un estímulo, en el tener que reaccionar, en seguir todo impulso. En muchos casos ese tener que, es ya un síntoma de enfermedad, de decadencia, de agotamiento; casi todo lo que la tosquedad no filosófica llama «vicio» no es más que esa incapacidad fisiológica que impide no reaccionar.

Una manifestación práctica de haber aprendido a ver consiste en que el que está aprendiendo se habrá ido volviendo lento, desconfiado, reacio. Dejará que lo extraño, lo nuevo se le acerque, manteniendo una calma hostil y tratando de no cogerlo con la mano. Tener todas las puertas abiertas de par en par, inclinarse servilmente ante cualquier hecho insignificante, estar siempre dispuesto a matarse, a lanzarse de un salto dentro de otros hombres y de otras cosas; en suma, la famosa «objetividad» moderna es un signo de mal gusto, algo no aristocrático por excelencia.

De esta larga cita en la que plantea su concepción de la Educación Nietzsche en 1887, yo destacaría esta frase como resumen: “aprender a mirar, aprender a escuchar, aprender a pensar, aprender a leer y aprender a escribir”. Justo lo que parece que nadie enseña en nuestros centros, cuando nuestros tiernos infantes y jóvenes se les pide que hagan maravillosas redacciones sobre sus vacaciones, cuando aún nadie les enseñó las bases. Por poner un ejemplo. En este blog, dedicado a la relación entre tecnologías emergentes y educación, sobre todo orientado al blockchain, que no olvidemos es sólo una tecnología, un libro mayor, de base “distribuida”, entre otras muchas tecnologías distribuidas. Y que podrá aportar una nueva forma de relación , de gestión, de control, de consenso, … pero no un nuevo modelo pedagógico, aunque el nuevo modelo pedagógico que se pueda plantear corra en una DLT. Por eso, es imprescindible, pensar a la vez, simultáneamente, el artefacto pedagógico como una de las capas que el artefacto de la educación haya de tener en nuestro futuro-presente.

En resumen, como diría un grandísimo poeta en español J. A. Goytisolo “ Tu destino está en los demás / tu futuro es tu propia vida, tu dignidad es la de todos”

Así que, despues de este larguísimo ex-cursus, por fin, aquí tenéis, adjunto el sumario del interesantísimo especial del Time. (to be continued…)

TIME’S DRONE ISSUE: BEHIND THE SCENES

READ MORE

ALEX FITZPATRICK

LIFE AT THE U.S.-MEXICO BORDER SEEN FROM ABOVE

READ MORE

JEFFREY KLUGER

DRONES ARE HELPING SCIENTISTS PROTECT ENDANGERED WHALES

READ MORE

ARYN BAKER

THESE DRONES ARE SAVING LIVES

READ MORE

JUSTIN WORLAND

POACHERS HAVE A NEW ENEMY: DRONES

READ MORE

W.J. HENNIGAN

RISING TO A NEW THREAT

READ MORE

OLIVIA B. WAXMAN

AERIAL PHOTOGRAPHY’S SURPRISING ROLE IN HISTORY

READ MORE

STEPHANIE ZACHAREK

HOLLYWOOD IS IN LOVE WITH DRONES

READ MORE

GEORGE STEINMETZ; AERIAL PHOTOGRAPHER

HOW DRONES ARE CHANGING HOW WE SEE THE WORLD

READ MORE

JUSTIN WORLAND

HURRICANE MARIA’S SHADOW

READ MORE