Sobre sembrar.

Requiere centrarse en la contemplación.

Ahí, cualquier duda desvanece.

La indecisión como espacio común, de transito.

Así, se ajustan percepciones y mutamos, dentro.

Implica sopesar lo que es y lo que sentimos ser.

Ahí, lo que se tenía por cierto ayer,

hoy puede parecer irrelevante.

Así, se establece eso que se quiere (sentir), ahora.

Supone asimilar eso que nos conmueve.

Ahí, se adivina un laberinto de proyecciones.

Se reconocen multitudes, y sus voces.

Así, palpamos el tejido de nuestro meollo.

Sembrar es brotar con claridad.

Es esencial intuir el momento correcto para nacer(se).

Mitsy Ferrant

Show your support

Clapping shows how much you appreciated ergo’s story.