La caída de un gigante “Brasil y su economía”

La economía de Brasil continua en picada, después de cerrar el 2015 con la mayor recesión de los últimos 25 años, la economía de Brasil se contrajo un 0,3% de enero a marzo en relación con el trimestre anterior.

Según análisis realizados por “El estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística, se señaló que, en comparación con el mismo periodo de 2015, el PBI se contrajo en el trimestre un 5,4%.

El mercado esperaba que la economía brasileña se contrajera un 0,8% entre enero y marzo en el trimestre previo y un 6% interanual.

La contracción para el 2016 puede ser peor si se tiene en cuenta que, en los últimos 12 meses hasta marzo, el PIB brasileño ha acumulado una retracción del 4,7%, casi un punto porcentual por encima del crecimiento negativo del año pasado.

Esta situación se trata de la mayor contracción acumulada por Brasil en un año.

Si las cosas continúan de igual forma, la economía brasileña desde 2015, encadenara dos años seguidos de crecimiento negativo por primera vez desde la década de 1930.

De acuerdo al Instituto Brasileño de Geografía y Estadística, la economía brasileña se encogió en los tres primeros meses de este año por cuatro trimestres consecutivos en comparación con el periodo anterior.

La caída del PIB en el primer trimestre frente a los tres primeros meses de 2015 fue provocada principalmente por el desplome del 7,3% de la producción industrial.

La producción agropecuaria se redujo en un 3,7%, el mismo porcentaje que el sector de servicios.

Por el lado de la demanda, la contracción fue provocada principalmente por la fuerte caída del consumo de las familias brasileñas, del 6,3% frente al primer trimestre del año pasado, trayendo como consecuencia el aumento en el desempleo y el aumento con respecto a la inflación.

El consumo del pueblo de Brasil, impulsado por la reducción de la pobreza y el aumento de la renta, fue el principal motor de la economía hasta hace un par de años, su caída por muchos es señalada como la causa de la actual recesión en Brasil.

La economía en Brasil, también se resiente a causa de la grave crisis política que se está viviendo en el país.

Ya que la incertidumbre continua con respecto al juicio político que se esta llevando en contra de la presidenta Dilma Rousseff acusada de manipular balances de las cuentas políticas, violar la ley presupuestaria y estar involucrada en actos de corrupción en la Petrobras.



Like what you read? Give Erika Nolasco a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.