Las 10 preguntas que siguen sin contestar los candidatos a alcalde de Tijuana.

Sólo escucho frases trilladas, porque hasta el discurso independiente me parece cansado cuando hay 3 que lo manejan asegurando que la gente será primero, pero realmente los ciudadanos no queremos que «la gente sea primero» lo que buscamos es un plan para que todos salgamos adelante, con ingenio y rendición de cuentas.

Señores y señoras candidatos, ya transcurrió más del 20% del tiempo de campañas y aún no se han pronunciado por los temas pendientes de la ciudad:

  • ¿Están a favor o en contra de Uber y de las empresas que usan tecnología para facilitar el transporte?
  • ¿Votarán a favor de los matrimonios entre personas del mismo sexo?
  • ¿Cuántas y cuáles dependencias deben desaparecer para mejorar el funcionamiento del gobierno?
  • ¿Van a encarcelar o sancionar a los implicados en la licitación fraudulenta de las luminarias en la gestión de Carlos Bustamante?
  • ¿Van a dar continuidad al proyecto de la Ruta 1 del SITT? Recordando que es un proyecto iniciado por el ex alcalde Jorge Ramos.
  • ¿Cómo van a exigir a las actuales empresas del transporte para que mejoren sus unidades de servicio?
  • ¿Cuál es el futuro de la plaza Zócalo 11 de Julio?
  • ¿Cuál es su estrategia de seguridad ante más de 6 células del crimen organizado que se disputan la plaza Tijuana?
  • ¿Cómo le harán para recaudar más impuestos?
  • ¿Cuáles son los objetivos de su primer año de gestión?

Además de decir el qué, expliquen el cómo. No se desgasten en banderitas y acarreados. Hagan un vídeo y con gusto le damos play. Queremos debate de ideas, una elección de altura, no un simple concurso de popularidad. No hagan chistes, de eso se encargará alguien en la red, a ustedes les pagamos por pensar y proponer.

Ante las preguntas que les acabo de plantear, queda claro que el género del candidato es lo de menos, si es mujer u hombre lo que nos importa es que de resultados y rinda cuentas. Sé que no todos pueden contestarlas, sus nexos con las anteriores administraciones son más fuertes que un contrato civil. Pero hagan el intento y comprométanse con la legalidad y demuestren que su pasado partidista será superado por el compromiso social.

Aquí esperamos sus puntuales respuestas.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.