Destino en corto

El destino los hizo coincidir a través de notas hipnotizantes y arreglos acústicos caprichosos. Líneas compartidas, fotos enviadas. Llegó esa noche. Una parte interpretó, otra admiró. Acabó el performance. Se encotraron. Se miraron. Subieron al taxi, después al elevador. Entraron a la habitación. Luces apagadas. Ropa saliendo debajo de las sábanas. Besos en medio de la madrugada. Juegos de la piel casi al amanecer. Entrega total. Éxtasis alcanzado. Éxtasis vuelto a alcanzar. Dormir entre brazos apretados. Amanecer con el rayo de luz de entre las cortinas. Besos cálidos, la despedida. Quizá no se vuelvan a ver. Quizá no se dejan de pensar.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.