Aula magna

¡Legal!

Me encuentro sentado en la última fila del salón más importante de mi querida universidad, el Aula Magna de Universidad Panamericana para ser más precisos. Aquí donde hice mi examen profesional hace unos años. Estoy muriendo de calor, no se puede colocar aire acondicionado en este sitio, el INAH no lo permite pues nos encontramos en un edificio que es parte del catálogo de monumentos coloniales y no pueden perforar los muros para tal instalación.

Aula Magna Universidad Panamericana

Me encuentro en el denominado “casco antiguo” del campus Mixcoac, un antiguo obraje del siglo XVIII que fue adaptado para ser usado como universidad desde 1978. Aquí estoy —mientras presentan una revista literaria— leyendo en Wikipedia la historia de esta mi alma mater y me sorprenden con dos nuevos “apartados”:

1- Alumnos. Supongo que aquí es donde caben las referencias a nuestros egresados más destacados, pero sólo mencionan a dos: César Nava Vázquez (“célebre” político panista) y Enrique Peña Nieto, nuestro flamante presidente. Son las 12:30 horas y encuentro la siguiente descripción del famoso exalumno, lo pongo entre comillas: “Plagio su tesis de Licenciatura en Derecho, por lo cual no lo hace Honorable para esta institución, sin embargo, por la presión mediatica que se dio al caso, se le decidio dejar el titulo a este BURRO.”

Aún con las 4 faltas ortográficas, estoy completamente de acuerdo con quien haya publicado tal comentario. Mientras reviso este texto ya para publicarlo, a las 21:00 horas veo que ya “corrigieron” tal descripción. Ahora sólo quedó un simple: “57mo presidente de México”. Sabía que lo harían, lo bueno es que hice antes un screenshot:

2- Controversia. En este apartado le dieron copy-paste al comunicado que llegó ayer por la noche a toda la comunidad universitaria, igual, 22:03, domingo, justo a una semana de la publicación del reportaje que desató todo este “relajo”.

Mientras nos secábamos las lágrimas por la partida de Juanga — en mi caso tras la derrota de mis Jaguares — leo el comunicado. Qué triste, no hubo sorpresa alguna, lamentablemente estamos en una sociedad que permite que este tipo de situaciones pasen de largo. Creí que mi querida UP iba a hacer lo correcto, ¡algo!, pero en estos casos hacer lo correcto es dar un golpe de timón, sería rebelarse, cometer un acto de innecesaria imprudencia. Agachones.

Uno de los principios de la UP es la “Visión cristiana de la vida”, este concepto tiene muchas implicaciones, en un sentido ideal, no se trata de ser santurrón o mocho, o de ser un “Godinez” en gestación; se trata de tener coherencia de vida, tratar a la gente como quisiéramos ser tratados, respetar la dignidad de cada persona, se trata de libertad y responsabilidad. Derecho de la UP ha sido rankeada desde hace ya algunos años como la mejor universidad para estudiar leyes y convertirse en un gran abogado en México.

Desafortunadamente el abogado — y no sólo en México — se dedica principalmente a encontrar la manera de usar las leyes a favor de su cliente, encontrar estos loopholes para salirse con la suya, dista mucho de pretender alcanzar “la justicia”. Demostraron pues que en efecto, son buenos abogados, muy buenos; e hicieron lo que les correspondía, hallar el resquicio legal para “librarla”, de hecho son tres:

  1. Nunca nos había pasado, entonces, ni hay regla aplicable.
  2. Es exalumno, entonces pues ya qué.
  3. Ya fue, nada que hacer.

No hubo sorpresas, sabíamos resignados que nada iba a pasar.

“¡No me chingues¡ Se utiliza cuando dos personas están en la chorcha tocando un tema de interés común y una de ellas dice algo a la otra le parece de lo más inaudito.”
El Chingonario.
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.