2030: Hacia un desarrollo que perdure

Por Liliana Alvarado Baena (@lilialvaradob)


Este año finaliza el plazo de cumplimiento de los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) establecidos para enfrentar diversos problemas alrededor del mundo. A pesar de que no se han cumplido en su totalidad, ya se trabaja en una nueva agenda para enfrentar los problemas actuales y futuros: los denominados Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS).

¿Cómo surgen los Objetivos de Desarrollo del Milenio?

En la Cumbre del Milenio de la ONU del año 2000, jefes de Estado y de gobierno de países miembros acordaron puntos que guiarían el papel de la organización en la nueva era.[1] Las disposiciones de la Declaración del Milenio dieron paso a ocho objetivos de desarrollo, que guiarían los esfuerzos de los países rumbo a 2015.

Cada ODM se divide en metas cuantificables, ligadas a indicadores que permiten conocer el avance en la consecución del objetivo. Anualmente, se da a conocer un informe que detalla el desempeño de cada región y su avance en el cumplimiento de las metas, con información recabada por el Banco Mundial, la OCDE y organismos de la ONU. El grado de avance es variable:

· La escolarización primaria universal ha avanzado en todas las regiones.

· Ninguna región ha disminuido la mortalidad materna en la proporción esperada.[2]

El INEGI cuenta con un sistema de monitoreo del cumplimiento de los ODMs en México, que permite, incluso, conocer el avance por entidad federativa. En nuestro país, la mayoría de las metas han sido cumplidas, pero sobresalen:

· El progreso insuficiente en la reducción de la mortalidad materna (se ha reducido de 89 por cada 100,000 nacimientos a 38, pero la meta es 22).

· El deterioro de la sostenibilidad del medio ambiente (especialmente por emisiones de CO2).

· El estancamiento de la tasa de mortalidad del VIH (4.2/100000 hab. igual que en 2000).[3]

La necesidad de enfrentar nuevos retos: Objetivos de Desarrollo Sustentable.

En la Conferencia de la ONU sobre el Desarrollo Sostenible (Río+20) de 2012, líderes mundiales y representantes del sector privado y ONGs discutieron los nuevos retos para los próximos 20 años.[4] Uno de los resultados fue el establecimiento de un grupo de trabajo para generar los ODS, los cuales se muestran a continuación:[5]

Estos objetivos se sub dividen en un total de 169 metas, las cuales estarán ligadas a indicadores cuantificables. A diferencia de los ODM, los ODS se plantearon tomando en cuenta representantes de países, encuestas a hogares y en línea, entre otros.

El documento aún es un borrador, sin embargo, si los países los aceptan en la Cumbre de las Naciones Unidas que se llevará a cabo en septiembre en Nueva York, se implementarán a partir de enero del 2016, con miras a cumplirse en 2030. Para ello se necesitarán fondos públicos y asistencia internacional, pero también llevar a cabo reformas fiscales y combatir la corrupción y la evasión, para obtener más recursos de la iniciativa privada.[6]

Algunos gobiernos, como el británico y el japonés, han objetado que se plantean demasiados objetivos. Para otros, el problema radica en el financiamiento para cumplir las metas planteadas.[7]

¿Más de lo mismo?

Algunos de los ODS son similares a los ODM, pero en general sus alcances son más amplios. Ahora se combatirá la pobreza en todas sus formas, no sólo la extrema. No sólo se combatirá el hambre, sino también se promoverá la agricultura sustentable. No será suficiente asegurar la educación primaria, sino que ésta será de calidad.

Conclusiones

· Aunque los ODM no se han cumplido en su totalidad, han generado un avance importante en la lucha contra la pobreza, el hambre y la falta de acceso a la salud. Sin embargo, los problemas también evolucionan, por lo que los ODS servirán como guía para enfrentar los retos actuales de la humanidad.

· Cabe señalar que los ODM no hacían mención de los derechos humanos ni del desarrollo económico. Aunque en teoría aplicaban para todos los países, la realidad es que se consideraban como metas para los países más pobres (con financiamiento de los países ricos). En el caso de los ODS, se espera que todos los países trabajen para alcanzarlos.



Liliana es Directora del Área de Desarrollo Económico y Social en Ethos Laboratorio de Políticas Públicas.

Para más información, síguenos en Twitter y Facebook.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.