Tus uñas son el reflejo de tu salud

Las uñas cumplen con una función biológica concreta. Su finalidad en nuestro cuerpo es la de proteger los dedos frente a los agentes externos, además de ayudarnos a tener una mayor precisión a la hora de llevar a cabo labores manuales. Pero también puedes aprender a interpretar el mensaje que te mandan tus uñas. El color, la textura o el grosor deben ser tenidos en cuenta, al igual que si sufres descamación en tus uñas.
  • Secas y quebradizas. Si tus uñas tienen esa apariencia, es probables que tengas anemia o algún tipo de problema con el tiroides.
  • Blanquecinas: Si tus uñas tienden a presentar este tiempo de coloración, puede estar relacionado con problemas hepáticos o renales.
  • Con rayas: Si tus en tus uñas puedes identificar marcadas líneas, lo más probable es que tengas alguna deficiencia alimenticia como falta de nutrientes. También puede estar relacionado con un problema de tiroides o algún tipo de infección.
  • Amarillentas: Puede que tengas algún tipo de problema renal, o que fumes demasiado, lo que haya amarilleado tus uñas.
  • Azuladas o amoratadas: Los problemas respiratorios o de circulación, suelen estar relacionados con este tiempo de síntomas en las uñas.
  • Enrojecidas: Puede que tengas algún tipo de dolencia cardiovascular. O simplemente también pude pasar que no hayas eliminado del todo bien aquel esmalte rojo pasión…
  • Verdosas: El color verdoso en las uñas suele estar relacionado con algún tipo de contaminación bacteriana.
  • Con manchas negras: Las uñas que presentan estos síntomas suelen estar relacionadas con el cáncer de piel.
  • Abultadas: La psoriasis y la tiña son las afecciones más típicas en personas que tienen unas uñas demasiado gruesas y abultadas.

Y nunca debes olvidar seguir las medidas básicas y fundamentales en el cuidado de las uñas:

  • Limpia tus manos y tus uñas a diario.
  • Córtalas a una medida recomendable, y siempre evitando las esquinas muy puntiagudas, que pueden favorecer la encarnación.
  • Deja respirar tus uñas entre esmalte y esmalte.
  • No uses uñas postizas durante periodos de tiempo muy alargados.
  • Evita eliminar la cutícula.
  • Si tus manos van a estar en contacto con el agua durante mucho tiempo, es preferible que las protejas con el uso de guantes.
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.