Actitudes y actividades que ayudan a pasar el tiempo más rápido en el hospital

De la noche a la mañana te encontras privado de tu rutina, tus actividades, tus posesiones, tus “tiempos”. Ante la situación de no saber cuanto tiempo vas a estar ahí encerrado, se te presentan 2 opciones.


Las 2 opciones eran:

  1. Ir en contra de la corriente y tensionarte.
  2. Ir a favor de la corriente y relajarte.

Opté por la opción #2, y la puse en acción de 2 maneras: descansando bien y haciendo actividades para que el tiempo pasara mas rápido. Descansar bien me ayudaría con la recuperación y a mejorar mi humor. Ambas cosas iban a predisponerme mejor y mantenerme fuerte ante la situación. Hacer actividades ayudaría a sentirme mas activo, conectado, y con una vida “normal” dentro mis posibilidades.

Sabía cuanto tiempo iba a estar ahí, al menos 40 días habían dicho los médicos, así que al poco tiempo de estar en esos 12m² me di cuenta que lo mejor iba a ser dejar de intentar imponer mi rutina y adaptarme a la rutina del hospital, la cual mencioné acá, acá y acá.

Entendí qué debía hacer para acoplarme al ritmo de hospital y me funcionó: el personal tenía que cumplir horarios, tareas, etc. porque es su trabajo, por lo que todo iba a ser mejor adaptándome a su ritmo.

Para descansar mejor e ir, día a día, progresando con mi recuperación empecé a:

  1. Ahorrar energía no enojandome cuando me despertaban a mitad de la noche.
  2. Aprovechar para ir al baño cuando me despertaban y ahorrarme una futura ida al baño que me despertara horas mas tarde.
  3. Dormir cada vez que podía.
  4. Recordar los horarios del personal para saber cuando descansar/dormir.
  5. Dormir en horarios poco concurridos por médicos, enfermeras, limpieza, etc. y no esperar dormir en mis horarios.
  6. Poner el celular en silencio para descansar/dormir.
  7. Manejar la máquina que administraba el suero, drogas, etc. para que la alarma no me torturara (bajé el manual en PDF de internet y aprendí a usarla).

Por el lado de las actividades, ocupé mi tiempo sobretodo leyendo libros pero también viendo contenido en Netflix y algo de televisión. La televisión no me seducía mucho porque la programación apestaba y no había muchos deportes para ver.

Estos libros leí:

Leer me hizo muy bien al ánimo porque era un hábito que quería recuperar. Al estar un poco mas descansado, podía leer más concentrado libros técnicos que demandan mucha mas atención/comprensión.

Todo esto vi en Netflix (gracias por el wifi gratis hospital! 🙌):

Ver series y películas es claramente lo que más rápido hace pasar el tiempo, sobretodo si estas enganchado con lo que estas viendo.

Viendo carreras de bici usando como atril las bombas que aprendí a programar 🙄. Notas que iba escribiendo/compartiendo/guardando.

Además de esto, comencé a:

  • Escribir los primeros escritos que luego aparecieron aquí.
  • Escribir algunas notas sobre tomo me sentía para no olvidarme.
  • Caminar por la habitación y sentarme en la única silla todo el tiempo posible hasta que mi poca hemoglobina me provocara dolor de cabeza.
  • Contestar mensajes y charlar con familia y amigos a través de WhatsApp/Facebook.
  • Meditar diariamente con la ayuda de Headspace.
  • Escuchar música (con auriculares para no molestar).
  • Mirar carreras de bici a través de Red Bull TV.
  • Hacer algunos ejercicios con la ayuda de un kinesiólogo.
  • Charlar al menos 1 vez por semana con un psicólogo.
  • Apreciar los amaneceres y atardeceres.

Así pasé 40 días en 12m², no es una tarea simple, pero tampoco es la muerte! (pun intended)


One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.