Sin tanta vuelta


Del pasar de amores estúpidos a un amor de verdadera madurez…

Tal vez existirán quienes duden, o sea presuntuoso hablar de esto como si fuera el más grande de lo ejemplos de una relación … más eso y todo lo demás ¡no importa ya! Pues luego de momentos desperdiciados en llanto y todas esas veces en las que sólo la cizaña se metió con el sentido común, ahora logré entender que el amor se debe ver con ojos de valor e inteligencia, ya que no es suficiente el querer sino el aprender que se vive contento si se logran unir todas las incomodidades y responsabilidades al lado del sentimiento, con los ojos del corazón ubicados en el camino de la realidad y el crecimiento, en donde respirar se logra sólo al aguantar lo que no queremos, que logramos lo que deseamos cuando conseguimos superar los sentimientos encontrados de lo que no deber importar ya.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.