El ganado de vacas bravas
Mariana González ☕
1201

Mientras punce en mi mente el aguijón de saber a dónde no irán mis pies ni qué no tocarán mis manos, pues la Tierra en toda su extensión me queda muy lejana, siempre tendré la dicha de recorrerla a través de la cartografía de la literatura.

Por eso, me he dado una escapada para leer sobre viajes, los lugares que se impregnan en la memoria y las personas que pasan dejando huella. Ha sido muy entretenido viajar en el bus de tu relato. Tal vez, algún día sí logre vencer las barreras físicas y me traslade hasta esos lugares. Si ya no son lo que eran, me llevaré una copia de «El ganado de vacas bravas» para leer y revivir nostalgias que, por ahora, son saudades.

Poco o nada tendrá que ver, pero me he puesto a escuchar «Tren al sur» de Los Prisioneros en la versión de Moenia y le he tomado un nuevo sabor a la lectura. Así son los viajes, quizá.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.