Despacho contable

Financiar una película nunca es problema para los estudios en Hollywood, todos sabemos que Warner Bro’s Studios tiene dinero suficiente como para hacer animaniacs reales a partir de mapaches genéticamente modificados.

Pero a veces prefieren usar una película de mediana calidad en la que tengan que invertir poco y puedan recaudar mucho dinero con el cual financiar proyectos más ambiciosos, para eso sirven las llamadas “películas de señor”, esas películas de acción que ni son malas ni son buenas pero todos vemos nada más por curiosidad y que se nos olvidan al salir de la sala del cine.

A Warner Bro’s no le fue muy bien con su última película Batman v Superman: Dawn Of Justice considerando que invirtieron $250 millones de dólares y solo recuperaron $868 millones de dólares, una ganancia neta bastante pobre comparada con otras películas del género.

sad Batman is sad

Y teniendo en manos tantos proyectos (Wonder Woman, The Justice League, The Flash) no se pueden dar el lujo de sacar de su caja de ahorro dinero para financiarlas todas, necesitan producir más películas de señor para poder pagar sus proyectos más ambiciosos.

Cuando Ben Affleck todavía estaba como favorito para dirigir la nueva película de Batman llamada The Batman dijo que todo iba a ser de la mejor calidad y Warner Bro’s dijo:

¿y quién lo va a pagar, ‘mijo?

La solución era muy sencilla, necesitaban hacer una película de señor y empezaron a preparar todo para grabar The Accountant

La trama es muy simple, un contador autista (perdón por el pleonasmo) con una doble vida.

Pero si ponemos atención ES BASTANTE OBVIO que es una manera de confesar sus intenciones al hacer esta película y lavar sus pecados, está llena de referencias al universo Batman.

Empezando por Solomon Grundy

Buried on Sunday.

El Contador (Christian Wolff) tiene su propia cueva secreta.

La figura de autoridad Raymond King, que se supone debería intentar atrapar al contador en realidad está recibiendo ayuda de él, justo como le pasa al comisionado Jim Gordon.

El mismo actor en practicamente el mismo personaje.

Igual que Bruce Wayne, Christian Wolff también está entrenado en diferentes artes marciales.

En su trailer/cueva además de dinero en efectivo tiene varias cosas de valor, un cuadro de Jackson Pollock, un Monet y dos #1 originales de DC comics, uno de Superman y uno de Batman.

Es bastante obvio

Tienen como asistente a una mujer físicamente limitada que los ayuda desde una computadora, Batman tiene al oráculo y Christian Wolff tiene a Justine.

Y finalmente la imagen que hizo eco en mi memoria.
Ambos tienen su primer encuentro con su respectivo policía apuntándole atrás de la cabeza.

El eco visual que le llaman.