Un centro cultural para transformar espacios

Tengo una amiga en Buenos Aires que quiere cambiar algún aspecto de su vida. Ella es artista plástica y le va bien. Yo creía que era feliz, hasta que me llamó contando que cada noche cuando se va a dormir siente que no está plena, que hay un vacío dentro de ella. La convencí, finalmente vendrá a vivir a Mar del Plata.

Mi amiga tiene algo de dinero para invertir y a mí me está yendo muy bien ya que me ascendieron y ahora soy encargada del local. Entre las dos juntamos un buen número, aunque no el suficiente para emprender. Pero el Universo está a nuestro favor: se remata una casa antigua ideal para instalar un centro cultural, nuestro tan ansiado sueño.

¡¡Ganamos el remate!! ¡Se viene, ya llega, muy pronto! Un lugar lleno de talleres para recambiar la energía, transformar las malas en buenas vibras y generar espacios de encuentro.

Like what you read? Give EXPANDÍ TU CONSCIENCIA a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.